Juan Antonio Polanco y sus hombres tomaron por asalto a Guayubín. Y Federíco de Jesús García, al mando de sus fuerzas, ocupó a Montecristi.

Por HTN

Diariodominicano.com

GUAYUBIN, el 18 de agosto de 1863, en la Guerra de la Restauración, las fuerzas dominicanas continuaron la lucha contra las tropas del brigadier Manuel Buceta. Una versión militar indica que el día 18 de agosto de 1863, el Capitán Sánchez con 10 jinetes, emboscaron al brigadier Manuel Buceta, en la Carbonera.

A su vez, Juan Antonio Polanco y sus hombres tomaron por asalto a Guayubín. Y Federíco de Jesús García, al mando de sus fuerzas, ocupó a Montecristi.

El mismo día 18 de agosto de 1863, Santiago Rodríguez dirigió sus fuerzas hacia las comunidades de Sabaneta. Y Benito Monción se dirigió con sus tropas a Las Pastillas, en Dajabón.

El día anterior, el día 17 de agosto de 1863, tropas dominicanas comandadas por los generales Benito Monción, José Cabrera y Pedro Antonio Pimentel, iniciaron los ataques contra las guarniciones y patrullas españolas, que comandaba el brigadier Manuel Buceta.

El mismo día 17 de agosto, las fuerzas del general Pedro Antonio Pimentel destrozaron en el río Macabón, una columna española que se dirigía de Dajabón al municipio de Guayubín.

El brigadier Manuel Buceta, era el Gobernador de la Anexión en Santiago. Cuando se produjo el "Grito de Capotillo", el 16 de agosto de 1863, se encontraba realizando un recorrido por la línea Noroeste y la Frontera, con el propósito de comprobar cuál era la situación en la zona.

La Guerra de la Restauración comenzó el día 16 de agosto del año 1863, y terminó con el rescate de la soberanía de la República Dominicana en 1865.

La anexión de República Dominicana a España fue proclamada por el Presidente Pedro Santana, en un acto celebrado en la plaza de la Catedral de Santo Domingo, el día 18 de marzo de 1861.

A pesar de que los dominicanos proclamaron la Restauración de la República el día 16 de agosto de 1863, los españoles se resistían a salir del país y se acantonaron en varios puntos del país.

En un proceso de negociaciones se llegó al acuerdo que produjo la salida de los remanentes del Ejército Español a partir del día 10 de julio de 1865, con lo que terminó de manera definitiva la Guerra de la Restauración.