Diariodominicano.com

Pedro Santana

Pedro Santana precisó al Presidente Báez que no había podido determinar su viaje a Santo Domingo, como le había anunciado en una carta anterior, "porque mi estado de salud no me lo ha permitido".

Por HTN

Diariodominicano.com

EL SEIBO, el 23 de octubre de 1856, el general Pedro Santana, quien ostentaba el título de General en Jefe de los Ejércitos de la República Libertador de la Patria, le comunicó al Presidente Buenaventura Báez que es falsa una versión que circuló en la ciudad de Santo Domingo, de que el pueblo de El Seibo estaba levantado contra el Gobierno.

Pedro Santana precisó al Presidente Báez que no había podido determinar su viaje a Santo Domingo, como le había anunciado en una carta anterior, "porque mi estado de salud no me lo ha permitido".

Anotó que la versión de que El Seibo estaba sobre las armas, "y otras muchas noticias falsas que no tienen otro objeto que desconceptuar esta provincia en perjuicio de mi reputación, me es muy sensible que personas mal intencionadas se propongan un fin contrario al buen sentir de una población pacífica y que goza de una perfecta tranquilidad".

En la carta el general Pedro Santana llamaba la atención del Presidente Buenaventura Báez, que él podía vivir satisfecho, ya que "como caballero y hombre honrado sabré apreciar en su valor la reconciliación franca y leal que he aceptado con sinceridad bajo la intervención de los señores Cónsules de España, Inglaterra y Francia, propuesta por los Representantes de la Nación.

Auguró que queden en descubierta las malas intenciones de las personas que se dedican a propalar versiones falsas.

El general Pedro Santana se despidió en su carta al Presidente Buenaventura Báez de la siguiente manera:

"Repito Vuestra Excelencia, que mi compromiso hecho en la reconciliación sabré guardarlo y respetarlo como un acto sólido e inviolable que su principal objeto establece la felicidad de la patria". Y le deseó felicidad al jefe del Estado.

La misiva de Pedro Santana estaba fechada en El Seibo, el 23 de octubre de 1856.