Diariodominicano.com

SANTO DOMINGO, el 21 de noviembre de 1795, nació en Baní Manuel de Regla Mota, hijo de Antonio Mota y María Alvarez.

De joven se integró a las actividades públicas. En 1844 tenía el rango de coronel en la milicia y se sumó al Movimiento independentista.

Manuel de Regla Mota llegó a ser uno de los hombres de confianza del presidente Pedro Santana.

El 26 de mayo de 1856, cuando se produjo la renuncia del Presidente Santana, al perder el apoyo de algunos colaboradores y aliados, Manuel de Regla Mota, fue la persona que ocupó su lugar.

Una versión de la época da cuenta de que la presión política y el abandono de sus amigos impulsaron a Santana a dejar la Presidencia, por lo que asumió De Regla Mota, quien con el país arruinado a causa de la reciente guerra con Haití, y de las emisiones monetarias sin respaldo que se habían autorizado para financiarlas, cayó en una crisis económica.

Ante esa situación, el Presidente De Regla Mota, entre sus primeras medidas sacó del Ejército a una parte de los militares, pues el Gobierno no tenía fondos para pagar los salarios.

De esa manera, quedó sin base militar. Esa realidad fue aprovechada por el cónsul español Antonio María Segovia, quien se trasladó a Saint Thomas, para expresarle apoyo al exiliado ex Presidente Buenaventura Báez, para que retornara al poder.

Antonio María Segovia había llegado a la República Dominicana, el 27 de Diciembre de 1855, en el momento que el país estaba en guerra contra Haití, que cada cierto tiempo cometía agresiones contra República Dominicana.

Desde el primer momento Antonio María Segovia, intervino en los asuntos internos para tratar de evitar que el Presidente Santana llegara a un acuerdo con Estados Unidos, para cederle algún punto del territorio nacional, y se hablaba de que podían quedarse con la Bahía de Samaná.

Báez retornó al país y como fruto de un acuerdo con el Presidente Manuel de Regla Mota y sus aliados, fue nombrado vicepresidente para luego producir la renuncia del Jefe del Estado y asumir el poder.

Manuel de Regla Mota, como parte del acuerdo, declaró una ley de amnistía para que además de Buenaventura Báez, regresaran al país todos sus seguidores que vivían en el exilio.

El 6 de Octubre de 1856, el Presidente Manuel de Regla Mota, renunció a la Presidencia y entregó el poder a Buenaventura Báez.

En el año 1861 cuando el Presidente Pedro Santana anexó el país a España, Manuel de Regla Mota figuró entre los que apoyaron la iniciativa.

A Manuel de Regla Mota como jefe Militar de Baní, le tocó izar la bandera española en esa comunidad.

El político y militar murió en el año 1864.