Por Lemay Padrón Oliveros, Enviado especial

París, 21 ago (PL) Los luchadores de América Latina y el Caribe quedaron hoy alejados de las medallas en el inicio del Campeonato Mundial de París-2017, con acciones en el estilo grecorromano.

Quienes más avanzaron fueron el cubano Daniel Gregorich y el colombiano Carlos Andrés Muñoz, ambos de la división de 85 kilogramos.

Gregorich venció por pegada al croata Ivan Huklek en su primer combate, pero en octavos de final no pudo con el alemán de origen polaco Denis Maksymilian Kudla, bronce olímpico en Río de Janeiro-2016, quien marcó último y se impuso 2-2.

En tanto, Muñoz se impuso 9-0 ante el taiwanés Ming Hung Kao, y luego el kazajo Azamat Kustubayev lo eliminó 2-0.

De ellos dos, el cubano fue arrastrado a la repesca, donde superó 4-0 al chino Shiai Hou, pero luego cayó ante el azerí Islam Abbasov 2-2.

Otro representante de la región subió a los colchones de la Arena AccorHotels en la categoría de 85 kilos, el peruano Ricardo Diego Cárdenas, pero fue superado 1-7 por el azerí Abbasov.

Ningún latino sobrevivió la primera ronda en 75, pues el cubano Yurisandy Hernández, monarca panamericano, cedió 0-9 contra el armenio Karapet Chalyan, bronce en el Europeo del pasado año, y era el que a priori parecía con mayores posibilidades.

En este mismo peso, el brasileño Angelo Rafael Marques sucumbió por pegada frente al surcoreano Hyeonwoo Kim, y el argentino Francisco Albano 0-8 contra el belaruso Kazbek Kilou.

Asimismo, en 98 el cubano Reiniel Pablo Díaz dijo adiós frente al griego Laokratis Kesidis 5-14, y el hondureño Kevin Mejía 1-6 contra el azerí Orkhan Nuriyev.

Por último, en los 71 kilos, categoría no olímpica, otros cuatro latinos resultaron eliminados en sus primeros combates: el colombiano Jair Alexis Cuero, el dominicano Luis Alfredo de León, el hondureño Jefrin Benito Mejía y el brasileño Joilson de Brito.

Cuero perdió 7-9 con el kirguizo Nurgazy Asangulov, De León 0-9 con el alemán Frank Staebler, Mejía 0-8 con el azerí Rasul Chunayev, y de Brito por pegada el letón Nikita Masjuks.

De ellos, De León avanzó a la repesca porque Stabler llegó hasta la final, pero en esa instancia perdió ante el ruso Rasul Chunayev 0-8.

Así las cosas, en la sesión nocturna, dedicada a la disputa de las preseas, no habrá este lunes ningún representante de América Latina y el Caribe.