BALTIMORE ? 25 de jun , De todos los momentos memorables que Manny Machado protagonizó vistiendo el uniforme de los Orioles, su favorito es el primer jonrón de su carrera.

Enfrentando a Luke Hochevar de los Reales el 10 de agosto del 2012, el entonces muchacho de apenas 20 años llevó el conteo al máximo antes de pulverizar un slider y mandarlo hasta los asientos del jardín izquierdo. El Camden Yards, con los Orioles en plena lucha por la postemporada, se prendió de júbilo.

Machado batearía otro jonrón en ese mismo juego, que terminaría siendo su primera experiencia de una victoria en las Grandes Ligas.

Durante sus años en Baltimore, Machado ayudó a los Orioles a ir tres veces a la postemporada, conseguir cinco campañas al hilo sin récord perdedor y un viaje a la Serie de Campeonato de la Liga Americana en el 2014. En el camino, acumuló 162 cuadrangulares, un total de 977 hits y .283 de promedio de bateo.

La noche del martes, Machado regresará al estadio donde dio aquel primer jonrón y vivió tantos momentos importantes. Por primera vez, jugará en Baltimore con un uniforme distinto al de los Orioles.

"Estoy bien emocionado de regresar y de ver a tanta gente conocida", dijo el tercera base de los Padres. "No veo la hora de ver a toda esa gente que me apoyó durante los últimos ocho años. Va a ser bien divertido jugar frente a ellos otra vez".

Machado fue cambiado a los Dodgers a mitad de la temporada pasada, por cinco jugadores. Estaba a meses de la agencia libre, y con los Orioles preparados para entrar en un proceso de reconstrucción, el cambio tenía sentido para todas las partes.

Unos meses después, Machado firmaría un contrato de US$300 millones con los Padres. Tras un lento inicio al bate, ha empezado a encenderse. Tiene una cadena de 11 juegos dando de hit, durante la cual batea para .469.

Existe la posibilidad de que Machado se pierda uno de los dos juegos de los Padres en el Camden Yards esta semana. Está apelando la suspensión de un partido que le impuso MLB la semana pasada por el altercado con el árbitro Bill Welke. No está claro cuándo habrá una audiencia para ver la apelación.

En la carretera esta temporada, Machado ha escuchado silbidos casi de manera exclusiva. Esta semana pareciera que será diferente. Machado afirma que no ha pensado en cuál será la reacción del público cuando su nombre sea anunciado el martes. Pero está claro que tiene mucho respeto por la afición de Baltimore.

"Pasé toda la primera mitad de mi carrera allí", recordó Machado. "Siento como si hubiese crecido ahí. Estoy emocionado de volver y jugar frente a ese público otra vez. Esos fanáticos siempre me apoyaron durante la primera parte de mi carrera. Me emociona regresar y estar en Baltimore".