Los Ángeles, EE.UU., 25 jun (Prensa Latina) Cuatro jugadores extranjeros acaparan hoy la atención mediática de la Asociación Nacional de Baloncesto (NBA), luego de recibir las principales distinciones individuales de la temporada que recién concluyó.

Los premios al Jugador Más Valioso, al Mejor Defensivo, al Novato del Año y al Más Mejorado terminaron en manos de exponentes del Viejo Continente, un hecho inédito en la historia de la prestigiosa liga estadounidense.

Como vaticinaban la mayoría de los expertos, el griego Giannis Antetokounmpo se llevó el trofeo Maurice Podoloff, que lo reconoce como el mejor de la campaña, al encabezar la votación con 78 de 100 votos.

El ala-pívot de Milwaukee Bucks, quien firmó unos extraordinarios números de 27.5 puntos, 12.5 rebotes y 5.9 asistencias por partido, superó ampliamente al ganador del año anterior, James Harden, de Houston Rockets, y alero Paul Gerge, de Oklahoma City Thunder.

Antetokounmpo, de 24 años, es apenas el tercer jugador más joven en ganar la distinción en los últimos 40 años, por detrás de Derrick Rose y LeBron James; y el quinto extranjero en lograrlo.

Por su parte, el gigante francés Rody Gobert ganó por segunda temporada consecutiva el galardón al mejor defensor, el primero en hacerlo desde Kawhi Leonard en las contiendas de 2014-15 y 2015-16.

El pívot galo se impuso en la votación final a Antetokounmpo y a George.

La estatuilla al debutante más destacado recayó en el fenómeno esloveno Luka Doncic, de Dallas Mavericks, quien arrasó los sufragios con 98 de 100 posibles.

El exalero del Real Madrid fue mejor que el centro jamaicano Deandre Ayton, de Phoenix Suns, y que el pequeño organizador Trae Young, de Atlanta Hawks.

Otro que también cumplió con los vaticinios fue el alero camerunés Pascal Siakam, uno de los ejes medulares en el primero título de los Toronto Raptors.

El africano fue seleccionado como el jugador de más progreso de un calendario a otro, por delante de De'Aaron Fox, de Sacramento Kings, y del base-escolta D'Angelo Russell, de Brooklyn Nets.

La labor de Siakam se tradujo en promedios de 16,9 puntos y la titularidad 79 de 80 partidos con el cuadro canadiense a lo largo de toda la fase clasificatoria.

El único premio entre los jugadores que fue a parar a manos de un estadounidense fue el de Mejor Sexto Hombre, que lo recibió Lou Williams por tercera vez en su carrera.

El alero de Philadelphia Sixers se unió al escolta Jamal Crawford como los únicos en ganar ese reconocimiento en tres ocasiones y también igualó al exala-pívot Kevin McHale y al exalero alemán Detler Schrempf como los únicos en conseguirlo en años consecutivos.

Por último, el galardón al Mejor Entrenador se lo llevó Mike Budenholzer, de Milwaukee Bucks, quien también lo ganó por segunda vez en su carrera, después de guiar a su equipo a una marca de 60-22 y a las Finales de la Conferencia Este en su primer año con la franquicia.