SANTO DOMINGO.- El director general del Plan Social de la Presidencia, licenciado Emigdio Sosa, visitó las instalaciones donde opera la Biblioteca Juan Almonte, en el sector Capotillo, Distrito Nacional, para observar el funcionamiento de ese centro cultural e intercambiar impresiones con sus directivos y miembros de la comunidad.

Sosa recibió explicaciones detalladas de parte del presidente de la biblioteca, señor Ángel Salvador Medina, sobre el sistema operativo de la entidad, quien aprovechó para darle las gracias por el apoyo dispensado.

A solicitud de la directiva, el funcionario prometió aumentar en 200 las raciones de alimentos a la cuota regular de 50 que se ha estado enviando cada quince días. También anunció que dotará la biblioteca de más computadoras, máquinas de coser, disponer que se pinte la tercera planta del local y asistir a la graduación con premios de estímulos para los graduandos.

Asistieron al encuentro, además de Ángel Salvador Almonte, los directivos Ramón Jiménez, Vicepresidente y dirigente de la Comisión de los Derechos Humanos; Ramírez Javier Peña, Secretario General; Ruth Esther Soriano, de la Junta de Vecinos Amor y Paz, y Elías Fabián. El maestro de ceremonia fue el profesor Frank Grullón.

La Biblioteca Juan Almonte funciona como centro de estudios para los estudiantes de esa comunidad, donde a menudo acuden a realizar sus tareas. Además, se imparten cursos de reparación y ensamblaje de inversores, peluquería y charlas de orientación contra el uso y tráfico de drogas. Está situada en la calle Respaldo José Martí número 143 esquina 42 del referido sector.

El 23 de marzo del año en curso, el Plan Social entregó útiles del hogar para surtir ese centro cultural, además de un aporte económico por 60 mil pesos para normalizar el pago de la renta por el resto del año en momento que pendía sobre la entidad una amenaza de desalojo por atraso en el pago. De igual manera, donó dos abanicos, cuatro computadoras de escritorio completas, un bebedero, un televisor de 21 pulgadas, dos máquinas de coser, una impresora, 50 sillas plásticas, que fueron adquiridos en el mercado a un precio de RD$117,428.63. La inversión total fue de 132 mil 428 pesos con 63 centavos.