SANTO DOMINGO, RD, 15 sep.- Al evaluar sus primeros 30 días en la administración del Gobierno el presidente Danilo Medina aseguró que cada una de las ejecutorias adoptadas al momento, están apegadas a su programa de gobierno presentado en la campaña electoral y a su discurso de toma de posesión ante la Asamblea Nacional.

Al hablar con los periodistas al concluir un encuentro con dirigentes comunitarios de La Barquita, reiteró el compromiso que tiene con el pueblo para mejorar las condiciones de vida de los dominicanos.

"Yo tengo un compromiso con el país que lo expuse en la campaña electoral a través del programa de gobierno y yo me voy a ceñir en los cuatro años a cumplir con ese programa de gobierno".

El presidente Medina refirió que hay obras puntuales que no están en su propuesta de campaña, como es el caso de La Barquita, pero que están dirigidas a elevar la calidad de vida de los más pobres del país.

Solicitó a la población dominicana que sea ella quien juzgue de cada una de las iniciativas que se han tomado hasta el momento.

Presupuestará para el próximo año obras en beneficio de La Barquita; creará comisión

Este sábado el presidente Medina, recibió de los directivos de las asociaciones comunitarias del sector La Barquita un documento que recoge las propuestas para solucionar los problemas de la barriada y de inmediato anunció que las obras solicitadas serán incluidas para el presupuesto del próximo año.

En una reunión con los representantes de los residentes en la barriada de la zona Norte de Santo Domingo, explicó que en lo que resta de año el Gobierno no puede disponer de gastos en obras que no estén presupuestadas. "Pero vamos a aprovechar estos meses que nos quedan antes de elaborar el Presupuesto de la Nación para que elaboremos el proyecto que vamos a aplicar en la zona y, cuando digo en la zona, estamos incluyendo La Barquita de Sabana Perdida y La Barquita de Los Mina, para que busquemos una solución a todo el drama que están viviendo".

En el encuentro que tuvo lugar en la parroquia San Vicente de Paul, el mandatario adelantó que en los próximos días emitirá un decreto presidencial designando una comisión que se encargará de trabajar en el proyecto que junto a la comunidad, el Gobierno desarrollará para solucionar el problema que enfrentan con la crecida del Río Ozama.

La comisión estará presidida por el padre Gregorio Alegría, párroco de la Iglesia San Vicente de Paul, quien será el representante del gobierno y enlace entre la demarcación de La Barquita y los funcionarios del gobierno que trabajarán en la zona.

El presidente Medina solicitó a los dirigentes comunitarios evitar nuevos asentamientos de familias en esa barriada, tras señalar que si se permiten invasiones masivas no podrán dar solución definitiva a la problemática.

"Y yo quisiera padre que hiciéramos lo posible para que se congele el levantamiento de nuevas viviendas y que las juntas de vecinos sean las que ejerzan ese papel de impedir nuevas viviendas para poder buscar soluciones reales al problema de La Barquita".

Dijo entender que la mejor solución que se puede lograr es permitiendo que las familias sigan viviendo allí donde ya tienen su modo de vida, al insistir que se buscarán medidas integrales donde se le otorgue una vivienda digna en el mismo sector y al mismo tiempo se le dé la posibilidad de trabajar en la zona.

LAS PROPUESTAS

El pliego de propuestas hechas al presidente Medina fue presentado por la dirigente comunitaria Esther Marte, y entre otros puntos requiere la reubicación de las familias que viven en zona de alto riesgo de inundación, rescate y dragado del río Ozama y la construcción de un muro de contención tipo malecón.

También solicitaron una carretera, la construcción de una zona ecológica protegida por el Ministerio de Medio Ambiente, el saneamiento de las cañadas, la construcción de una planta de tratamiento de aguas residuales, creación de un centro de primer nivel de atención primaria, entre otras iniciativas.

Los dirigentes comunitarios presentes en el acto, agradecieron al presidente Danilo Medina por su disposición de enfrentar el drama que viven cada vez que en el país se presenta una tormenta tropical, debido a la riada del Ozama.

En el encuentro participaron también los ministros de Salud, de Obras Públicas, Gonzalo Castillo y Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, quienes tendrán la responsabilidad de trabajar en La Barquita, así como los alcaldes de los municipios Santo Domingo Este y Santo Domingo Norte y la senadora de la provincia Santo Domingo.