Santo Domingo.- Una delegación de la Asociación Dominicana de Ingenieros Sanitarios (ADIS) y estudiantes de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) conocieron de primera mano los avances en la construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Río Ozama (Mirador Norte/La Zurza) que construye el Gobierno a través de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD).

Al encabezar el recorrido guiado, el director general de la CAASD, arquitecto Alejandro Montás, les explicó el funcionamiento de la estación depuradora y sus grandes beneficios para el país.

"Esta planta producirá abono orgánico y lo vamos a utilizar en Monte Grande, donde tenemos tierras áridas que con abono pueden convertirse en fértiles. Esas tierras las vamos a convertir en productivas", detalló Montás.

De su lado, el presidente de la ADIS, ingeniero José Infante, sostuvo: "De esta planta hay dos cosas que hay que destacar, primero la construcción, que es impecable sin desperdicios y con materiales de primera calidad, y lo segundo es que beneficiará a 450,000 personas. Eso significa una descontaminación de aguas contaminadas que están afectando el subsuelo y los ríos Ozama e Isabela".

"Entendemos que se trata de la planta más grande construida en el país. Es una obra que viene a responder la necesidad del Gran Santo Domingo porque consta de tecnología de punta, se concibió teniendo en cuenta todos los detalles posibles y vendrá a dar los resultados esperados", manifestó Wilkin Encarnación, invitado de la empresa BDC Serralles, especializada en control microbiológico y físico-químico del agua.

Asimismo, Ricardo Hilario, estudiante de la UASD, expresó que: "La planta en sí, en general, ha cumplido todos los procesos, me han impresionado la infraestructura y los lechos percoladores. El funcionamiento de todo esto es magnífico".

En tanto que José Manuel Solís, estudiante de la maestría de medio ambiente de la UASD, resaltó: "Esta será una de las obras cumbres de esta gestión del presidente Danilo Medina porque aquí se concentra la salud para el pueblo dominicano. Aquí se van a sanear las aguas y todos los contaminantes que llegan al río Ozama e Isabela. La biodiversidad tendrá mayor protección a partir de esta obra".

"El avance físico de esta obra es óptimo. Cuando se construyan más plantas como esta habrá menos personas ingresadas en los hospitales por la transferencia de bacterias y enfermedades que se contagian a través del agua y que sufren la mayoría de las veces en las clases sociales más bajas", dijo Edmundo Sócrates Barina, asesor de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE).

Por su parte, Karla Méndez, estudiante de ingeniería de la UASD agradeció en nombre de la academia el recorrido y agregó: "Esperamos que este proyecto sea de mucho provecho para la población. La planta está bien equipada y tendrá una durabilidad y funcionalidad de muchos años".

El director de la CAASD recordó que la estación depuradora de aguas residuales forma parte del Gran Plan Maestro para el Gran Santo Domingo, en beneficio de 450,000 personas de 37 barrios del Distrito Nacional y Santo Domingo Norte.