La Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) desarrolló este jueves 19 de julio un operativo jurídico-médico en el Recinto Penitenciario (viejo modelo) de San Francisco de Macorís, provincia Duarte, a través de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas (FCJP) y su Oficina de Servicio Legal Popular (OSLP), en coordinación con la Vicerrectoría de Extensión y su programa Solidaridad y Esperanza.

La actividad, que se enmarca dentro de la política de extensión de la academia y su vinculación con el Estado y la sociedad dirigida por la rectora, doctora Emma Polanco Melo, será encabezada por el vicerrector de Extensión, maestro Antonio Medina Calcaño; el decano de la FCJP, doctor Bautista López García; el director del Recinto UASD San Francisco de Macorís, maestro Miguel Medina; el director de Solidaridad y Esperanza, doctor Rafael Montero, y la coordinadora de la OSLP, maestra Arabelis Mejía.

Además, participarán con las autoridades universitarias, la alcaldesa Lilian Santana; la encargada de Salud, doctora Roma Italia, y de la Dirección de Prisiones, el general Thomas Holguín La Paz.

El operativo jurídico médico, que comenzará desde las 8:00 de la mañana y concluirá a las 4:30 de la tarde, persigue recabar información sobre el estado de los expedientes de los internos y recomendar al Poder Judicial, a la Procuraduría General de la República y la Defensoría, agilizar y descongestionar el sistema penitenciario.

Contará con más de una docena de médicos, enfermeras y abogados especialistas en diferentes áreas del Derecho y la Medicina, para responder a las necesidades que se presenten durante el operativo.

A la población carcelaria de San Francisco de Macorís, Viejo Modelo, que es de alrededor de unos 600 internos, se les orientará y brindará asesoría jurídica respecto de su caso, sobre todo aquellos que no tienen recursos económicos para pagar los costosos servicios de un abogado, los que están privados de libertad condicional y aún no se les conocen medidas, también a otros que aun habiendo cumplido condenas, continúan privados de libertad, por no tener quien les agilice el proceso.

Con relación a la salud, participarán algunos médicos internistas brindando consultas a los internos, cuya jornada se desarrollará simultáneamente con los aspectos jurídicos.