La rectora de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), doctora Emma Polanco Melo, destacó este jueves las principales realizaciones de su gestión y consideró a la población francomacorisana como un símbolo del desarrollo nacional.

Polanco Melo se expresó en esos términos al pronunciar el discurso central del acto de investidura realizado en el Recinto de la academia en San Francisco de Macorís, en el cual se graduaron 506 profesionales de Grado en distintas áreas del saber y 39 de Postgrado.

La actividad la encabezaron, además de la rectora, los miembros del Consejo Universitario, así como el director del Recinto UASD-San Francisco de Macorís, maestro Miguel Medina, junto a autoridades de esa unidad académica y de la región.

La rectora dijo que con orgullo sano como divisa, la Universidad celebra este acto solemne de graduación e indicó las principales realizaciones durante su gestión, entre las que citó el proceso de Rediseño Curricular, con base en el enfoque por competencias con la participación del Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (MESCyT), mediante consultoría centrada en resultados, con expertos de la Universidad de Barcelona, y con la contraparte de 136 profesores de la academia.

Citó además, que se encuentra en etapa avanzada de ejecución el programa de readecuación y remozamiento de las infraestructuras físicas de las facultades, espacios académicos, como aulas, laboratorios, bibliotecas y centros informáticos, y la adquisición de equipos, recursos académicos y tecnológicos, coherentes con los nuevos contenidos, experiencias de aprendizaje y tecnología educativa.

Agregó que al transitar por el campus de la academia, se advierte la gratificante armonía del entorno medioambiental, lo que, aunado al ornato, la limpieza, el control del ruido, el bacheado continuo de las vías, la impermeabilización de los techos de los edificios y el saneamiento básico, proporcionan un clima propicio para la enseñanza y el aprendizaje.

Dijo que se consideró pertinente encarar de forma integral múltiples limitaciones y carencias que afectaban el desempeño estudiantil, por lo que dentro de esta iniciativa se firmó un convenio con la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA), para facilitar el desplazamiento de los estudiantes, con nuevas rutas y ampliación de su horario.

Indicó que, de igual manera, se suscribió un acuerdo con SENASA y PROMESE CAL, para mejorar la cobertura asistencia y de medicamentos, lo que junto a la readecuación del Dispensario Médico de la institución, y la notable mejoría en la cantidad y calidad de las raciones alimentarias del Comedor Universitario, se eleva sustancialmente la salud de los estudiantes.

En otro orden, al referirse a San Francisco de Macorís, la principal ejecutiva de la UASD expresó que "esta provincia, que se enorgullece de tener el nombre del padre de la Patria, es un territorio cuyos habitantes se distinguen por su amor al trabajo y su espíritu progresista, razón por la cual se puede considerar a esta población francomacorisana como un símbolo del desarrollo nacional".

Tras resaltar la laboriosidad de los habitantes francomacorisanos, Polanco Melo dijo que en esa comunidad se intensifica cada día un movimiento ascensional de la gente hacia el progreso social, el desarrollo material y el avance científico, intelectual y cultural, lo que es protagonizado por el Recinto académico, uno de los primeros hijos de la academia estatal, el cual funciona desde el año 1970.

De su lado, el director del recinto, maestro Miguel Medina, aseguró que la UASD es una de las instituciones que más ha contribuido y contribuye con el desarrollo económico, social, cultural y espiritual del pueblo dominicano.

Asimismo resaltó que del centenar de estudiantes matriculados en los recintos, centros y sub centros universitarios el 20 por ciento corresponde a la UASD San Francisco de Macorís.

Medina agregó que la UASD en sentido general, particularmente este Recinto, realiza una obra de enorme relevancia a favor de la sociedad dominicana y de la región.

Graduandos

De los nuevos investidos de Grado, dos alcanzaron lauros en la categoría Magna Cum Laude, por finalizar sus estudios con un índice superior a los 90 puntos. En cambio, los demás egresados corresponden a las áreas de Humanidades, Ciencias, Ciencias Económicas y Sociales, Ciencias de la Salud, Ciencias de la Educación, Ingeniería y Arquitectura, Artes, y Ciencias Jurídicas y Políticas.

El graduando Luis Miguel Brito Burgos, de la Licenciatura en Educación Filosofía y Letras, obtuvo el mayor índice, con 93.7 puntos, Magna Cum Laude, y recibió el premio Juan B. Mejía por sus sobresalientes calificaciones, por lo que le correspondió pronunciar las palabras de agradecimiento en nombre de sus compañeros investidos.

Brito Burgos manifestó su satisfacción por pertenecer al grupo de egresados de la academia estatal que es generadora de cambios; al tiempo que invitó a los egresados a continuar educándose y volcarse a la investigación científica.

En tanto, los 39 graduandos de Postgrado, en distintas especialidades y maestrías, provienen de las facultades de Humanidades, Ciencias, Ciencias Económicas y Sociales, Ciencias de la Salud y Educación.

DE estos, obtuvo el mayor índice Johana Altagracia Luis Ovalles con 96 puntos de la maestría en Psicología Escolar de la Facultad de Humanidades.