El Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (Idiaf) y el Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (Mescyt), desarrollan un proyecto para el fomento de la planta de nopal u opuntia, un cactus con propiedades forrajero que es recomendado como alternativa para la alimentación de ganado bovino, ovino y caprino.

El ingeniero Víctor Asencio, investigador asociado en producción animal del Idiaf y responsable del proyecto, destaca que entre las ventajas que ofrece esta planta forrajera en la alimentación del ganado, es su factibilidad de ser producida en zonas del país con humedad limitada o sequías prolongadas, especialmente en zonas donde las sequías superan los dos meses, dando como resultado la muerte del ganado.

Adicionalmente, el ingeniero Asencio destacó que el nopal u opuntia se destaca por su alto contenido de azúcares solubles y agua, alta productividad, fácil propagación en cualquier lugar y tipo de suelo y se puede aprovechar para la alimentación animal en cualquier época del año.

El nopal es un cactus rico en agua (85 a 90%) y energía. Puede producir entre 15 a 90 toneladas de forraje fresco por año. También, es rico en todos los minerales requeridos en la alimentación animal a excepción del cobre, sin embargo, es pobre en proteína (3 a 5%). Se puede suministrar al animal picado, molido, licuado y/o enriquecido con nitrógeno (urea) y algunos minerales como azúfre y fósforo.

El proyecto que conlleva una inversión de 6.3 millones de pesos en tres años, es auspiciado por la Mescyt y su objetivo es caracterizar el opuntia forrajero como alternativa para mitigar los daños causados por la sequía prolongadas provocada por el cambio climático en los sistemas de producción ganaderos de la República dominicana.

Así mismo, se evaluará su calidad nutricional, su repuesta biológica como alimento para el ganado bovino, ovino caprino, se capacitará a los productores, investigadores y estudiantes en el manejo intensivo de este cultivo, como alternativa en la alimentación de rumiantes.

Actualmente, los estudios se realizan en Centro de Producción Animal del Idiaf, localizado en la avenida circunvalación norte de Santo Domingo y en la Estación Experimental Ovino Caprino Las Tablas, en la comunidad de Las Tablas de Baní, provincia Peravia. También, en fincas de productores pecuarios en seis zonas ecológicas importantes en la producción animal del país.

El equipo que realiza la investigación, está conformado además del ingeniero Asencio, por el doctor Gregorio García Lagombra y los ingenieros Joaquín Caridad del Rosario y Manuel Atiles Peguero.

Finalmente, sobre los resultados esperados del proyecto, el ingeniero Asencio, detalló que se espera determinar las prácticas agronómicas adecuadas para la producción comercial en fincas ganadera del país, tanto en baja como alta pluviometría, su evaluación de contenido nutricional y sus respuestas biológicas como alimento animal y se capacitará a productores pecuarios y técnicos extensionistas sobre su manejo adecuado para la producción intensiva.