Washington, 22 abr (Prensa Latina) El Gobierno norteamericano confirmó hoy el fin de las exenciones mediante las cuales varios países compran crudo iraní sin enfrentar sanciones de Estados Unidos, una medida que según analistas puede afectar el mercado petrolero.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, expresó en un comunicado que el presidente Donald Trump decidió no volver a emitir las dispensas después de que venza su plazo actual el próximo 2 de mayo.

De acuerdo con Sanders, la acción tiene el propósito de llevar a cero las exportaciones de petróleo iraní, para de ese modo negar al Gobierno del país persa 'su principal fuente de ingresos'.

Trump decidió reimponer castigos a Irán el pasado año tras abandonar el acuerdo nuclear suscrito en 2015 entre Teherán y el Grupo 5+1 (Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), pese a los llamados de los otros firmantes a que continuara en el acuerdo.

El 5 de noviembre Washington anunció sanciones para los sectores bancario y energético de ese territorio, pero anunció que China, Corea del Sur, Grecia, India, Italia, Japón, Turquía y Taiwán no estarían sujetos de momento a los castigos establecidos contra quienes compren crudo.

La administración indicó entonces que con las exenciones buscaba dar más tiempo a esos territorios para encontrar fuentes de energía alternativas.

Sin embargo, varios medios señalaron que la medida también estuvo dirigida a evitar un choque en los mercados petroleros mundiales por la repentina eliminación del crudo de Irán, que en 2017 se ubicó como el quinto mayor productor del orbe.

Desde noviembre, Italia, Grecia y Taiwán dejaron de importar petróleo iraní, pero los otros cinco países no lo han hecho y han presionado para que se extiendan sus exenciones, difundió la agencia Associated Press.

El comunicado de Sanders de este lunes agregó que Estados Unidos, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos, tres de los grandes productores de energía del mundo, 'se comprometen a garantizar que los mercados mundiales de petróleo sigan siendo abastecidos adecuadamente'.

Sin embargo, la agencia Bloomberg advirtió que ese anuncio relacionado con Washington, Riad y Abu Dhabi podría poner en peligro el acuerdo de producción de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados, que han estado reduciendo los suministros desde el comienzo del año para evitar el exceso.

El medio añadió que los precios del crudo subieron más de un tres por ciento tras las primeras noticias de que Washington no renovaría las exenciones.

La dirección futura de los precios puede estar determinada por la forma en que Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos puedan amortiguar el golpe en medio de otras interrupciones en el suministro, sostuvo Bloomberg.

Esta nueva medida contra Teherán se da luego de que el 8 de abril la administración de Trump designó a los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán como una organización terrorista, en medio de la escalada del Gobierno del republicano contra el país persa.

rgh/mar/gdc