Diariodominicano.com

Punta Catalina (Archivo)

Santo Domingo, RD, 21 de agosto de 2019.-Participación Ciudadana (PC) hizo una evaluación a la investigación especial de la Cámara de Cuentas al proyecto de generación eléctrica, Punta Catalina, en la que, según afirma, se encontraron diversos hallazgos que cuestionan la profesionalidad y la esencia controladora de los fondos públicos de parte de la Cámara de Cuentas.

Señala que, pese a los cuestionamientos que por años se han realizado a la inversión más grande del gobierno, ejecutada en Punta Catalina por más de dos mil millones de dólares, la Cámara de Cuentas no tomó ninguna iniciativa de control externo, sino que su intervención fue el producto de una solicitud del vicepresidente ejecutivo de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), Rubén Jiménez Bichara, del 21 de noviembre de 2017, para que se auditara el período comprendido entre el primero de enero de 2013 al 31 de diciembre de 2017, y no por razones de transparencia, sino por un requisito de la ley 100-13 que crea el Ministerio de Energía y Minas, la cual ordena la integración de la CDEEE a este organismo.

El Consejo Nacional de PC sostiene en un comunicado de prensa que "La modalidad de la auditoría realizada por la Cámara de Cuentas a la termoeléctrica Punta Catalina, denominada ?Investigación especial?, basado en el artículo 30 de la Ley Orgánica de la Cámara de Cuentas No. 10-04, no se correspondió con lo dispuesto en el referido artículo, pues no se realizaron investigaciones especiales ante la presunción de ?la existencia de irregularidades tipificadas por el Código Penal o por leyes especiales...?, limitándose los auditores a revisar los registros, contratos y facturas de la cuenta de la CDEEE denominada Construcción en Proceso No. 107000551, como se indica en el Informe de la Investigación Especial (IIE), numeral 4".

El movimiento cívico no partidista y capítulo dominicano de Transparencia Internacional señala que la investigación forense y la investigación económica, para determinar la racionalidad de los contratos, de los costos de las obras y su posible sobreevaluación, estuvo ausente en esta auditoría.

"No se investigó, por ejemplo, la justificación de un pago por más de mil millones de pesos (RD$1,086,139,835.00), por concepto de nivelación de terreno, limitándose los auditores a ver registrado el pago de esa suma en la referida cuenta de la CDEEE. Lo mismo puede decirse del valor pagado por los contratos de asesorías. Por ejemplo, al asesor ambiental se le pagó 191.5 millones de pesos, al asesor legal se le pagó 196.1 millones de pesos, al financiero 67.3 millones y al técnico 51.1 millones".

Considera que otro de los gastos que debieron ser sometidos a escrutinio y a una opinión técnica-forense fue el de publicidad, ascendente a 465 millones de pesos, entre el referido período 2013-2017; "gastos que se han seguido incrementando, sin necesidad, durante los años 2018 y 2019".

El Consejo Nacional de PC expresó que "uno de los aspectos que más llama la atención de la extraordinaria inversión estatal en el proyecto de Punta Catalina, pero que a la Cámara de Cuentas le pasó desapercibido, es que siendo el contrato de la CDEEE con el consorcio Odebrecht-Tecnimont-Estrella del tipo "Llave en mano, de Ejecución de Ingeniería, Procura y Construcción" (Resolución del Congreso Nacional No. 219-14, que aprueba el contrato No. 101-14, de fecha 14 de abril de 2014), la CDEEE, al parecer, gastó de manera unilateral al 31 de diciembre de 2017, más de lo que le correspondía, sumando un total de 17,500 millones de pesos, habiendo entregado a Odebrecht la suma de 78,000 millones de pesos, lo que refleja una falta de claridad en las responsabilidades de ambas partes, que debió ser aclarada por la ?investigación especial?".

Considera que la "Investigación especial" de la Cámara de Cuentas tampoco advirtió la contradicción financiero-legal del hecho siguiente: en el punto IV de la Investigación-auditoría, denominado "Hechos Subsecuentes", se da cuenta de que el 18 de junio de 2018 la CDEEE y el consorcio encabezado por Odebrecht firmaron un "Acuerdo Marco", según el cual se ratifica que el proyecto Punta Catalina no pasará de mil novecientos cuarenta y cinco millones de dólares (US$1,945,000,000.00), como se establece en el contrato original; sin embargo, habiendo desembolsado la CDEEE al 31 de diciembre de 2017, con facturas recibidas, la suma de mil novecientos cuarenta y tres millones seiscientos veintidós mil seiscientos veintinueve dólares (US$1,943,622,629.00), y teniendo cuentas por pagar de sesenta y ocho millones quinientos mil dólares (US$ 68,500,000.00), ya el gasto se sitúa por encima de los dos mil millones de dólares (US$ 2,000,000,000.00).

PC sostiene que existe otra contradicción: el referido "Acuerdo Marco", luego que Odebrecht demandara al Estado dominicano por un pago adicional de 708 millones de dólares, crea un "Fondo Contingente", por exigencia de Odebrecht para continuar la obra, por el monto de 336 millones de dólares, ya avanzado por el gobierno, estableciéndose que lo pagará la parte que pierda el juicio que hoy se lleva en una instancia de arbitraje de Estados Unidos. "Esto significa que, si el laudo arbitral es contrario a la CDEEE, la planta de Punta catalina le saldrá al pueblo dominicano por casi tres mil millones de dólares, incluyendo las pérdidas cambiarias asumidas por la CDEEE que ascienden a más de 260 millones de dólares".

"Acuerdo Marco"

Refiere que el "Acuerdo Marco" del 18 de junio de 2018, fijó la fecha de diciembre de 2018 y febrero de 2019 para que Odebrecht entregara las dos plantas en construcción, estableciendo una penalidad de 220 mil dólares (US$220,000.00) por cada día de retraso en la entrega; destacando que la Cámara de Cuentas, a pesar de que usa el "Acuerdo Marco" como una referencia de su investigación, silencia lo que ha pasado con esta parte del acuerdo, como lo ha silenciado la CDEEE y el administrador general de la Termoeléctrica Punta Catalina, Jaime Aristy Escuder.

A juicio del Consejo Nacional de PC: "Por todo lo anterior, la conclusión de la Cámara de Cuentas de que ?el saldo de la cuenta correspondiente al Proyecto Central Termoeléctrica Punta Catalina (CTPC), se presenta de manera razonable...?, es sumamente superficial, carente de sistematicidad y rigurosidad desde el punto de vista forense y de una investigación especial para detectar posibles irregularidades. Corresponde que esta enorme inversión sea nuevamente auditada por una Cámara de Cuentas y un Ministerio Público ajenos a la politiquería y a intereses partidarios".