diariodominicano.com

OTTAWA, 1 jul (Xinhua) -- Un nuevo tratado comercial entre Estados Unidos, Canadá y México entró en vigor este miércoles.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, dijo el lunes a los reporteros que los canadienses se beneficiarán más del nuevo acuerdo, que sustituyó al Tratado de Libre Comercio de América del Norte de 26 años de existencia.

En términos de la industria automotriz, los tres países ganan técnicamente con las revisiones hechas a las "reglas de origen" para vehículos donde el porcentaje de material fabricado en América del Norte en los autos aumentó de 62,5 a 75 por ciento.

También existe un requisito para que los automóviles cuenten con 70 por ciento de contenido de acero y aluminio de América del Norte, aunque esa cláusula podría volverse un escollo.

El año pasado, Estados Unidos eliminó los aranceles al 25 por ciento de las importaciones de acero canadiense y al 10 por ciento del aluminio canadiense impuestos en 2018 luego de un acuerdo con Canadá, que respondió con contramedidas hacia los productos de acero y aluminio estadounidenses.

Sin embargo, el nuevo acuerdo permitirá a Estados Unidos reintroducir aranceles similares si las importaciones de acero y aluminio canadiense aumentan.

Trudeau recordó a Washington que Estados Unidos "necesita" el aluminio canadiense.

"Si imponen aranceles al aluminio canadiense, simplemente estarán incrementando los costos de los insumos, insumos necesarios, para su base manufacturera, lo que dañará a la economía estadounidense. Nuevamente, vemos que nuestras economías están tan entrelazadas que las acciones punitivas de la administración de Estados Unidos terminan afectando a los estadounidenses de la misma manera en que afectan a los canadienses", dijo Trudeau.

"Continuaremos defendiendo el comercio libre y justo continuo entre nuestros dos países en una relación que ha sido extraordinariamente benéfica para nuestros dos países durante muchas, muchas décadas", añadió Trudeau.

Trudeau hizo las declaraciones de que se informara la semana pasada que Estados Unidos planea reimponer un arancel de 10 por ciento al aluminio canadiense que llegue a Estados Unidos a menos que el gobierno de Canadá acepte limitar las exportaciones de aluminio.

El representante comercial estadounidense, Robert Lighthizer, dijo en un testimonio ante el Comité de Finanzas del Senado que los incrementos recientes en las exportaciones de acero y aluminio de Canadá contravienen el acuerdo que concluyó el estancamiento de un año en mayo de 2019.