La Habana, 20 mar (PL) Uno de los más emblemáticos hoteles de Cuba, el Habana Libre, cumplió este fin de semana 59 años de apertura con la premisa de mantener altos niveles de calidad en los servicios, recordó hoy su gerencia.

Pese a que la fecha como tal de iniciar operaciones fue el 19 de marzo los ejecutivos y empleados de este establecimiento tienen a todo el año como período de agasajos y búsquedas de mayores cotas de satisfacción para sus huéspedes.

Perteneciente al Grupo Hotelero Gran Caribe, el Tryp Habana Libre se ubica en uno de los lugares más céntricos de este país, La Rampa, la arteria capitalina más frecuentada por transeúntes no solo cubanos sino también extranjeros.

Ejecutivos de la instalación señalaron la importancia cultural del lugar y su rica historia que incluye cientos de acontecimientos en sus salones y habitaciones, desde la apertura en 1958.

Personalidades de la política, la cultura y el deporte, eligieron el hotel, entre ellos el líder cubano, Fidel Castro, quien se hospedó por tres meses, después de su llegada al triunfo de la Revolución Cubana, el 8 de enero de 1959, recordaron.

También fueron sus huéspedes el famoso ajedrecista José Raúl Capablanca y fue sede de congresos de escritores, salud, movimiento por la paz, entre otros acontecimientos.

El director del hotel, Luis Basterra, mostró este lunes complacencia con el trabajo desplegado en el centro, con una mejoría luego de inversiones apropiadas.

Agregó que el nivel de ocupación es favorable, y los principales mercados para ellos son Europa, sobre todo España.

El edificio, de 25 pisos, está próximo a la Universidad de La Habana, a otros hoteles, a varios ministerios y centros laborales, al Malecón y a muchos restaurantes y centros nocturnos, y ofrece una incomparable vista de la ciudad.