Los Ángeles, 16 sep (PL) Directores, actores y productores lamentan hoy el deceso del Harry Dean Stanton, quien figuró a lo largo de su carrera en más de 70 largometrajes, incluido el protagónico en París, Texas, devenida película de culto.

Diversos mensajes divulgados en redes sociales tributan a la carrera de Stanton, fallecido la víspera a la edad de 91 años, y cuyo aspecto desaliñado y espíritu melancólico lo llevaron a convertirse en uno de los actores más reconocidos de la industria cinematográfica estadounidense.

Amigo y director en más de un proyecto, David Lynch resaltó las cualidades profesionales y humanas de Stanton.

'No hay nadie como Harry Dean. Todo el mundo le quería, y con razón. Era un gran actor (más que grande) y un gran ser humano ÂíEra maravilloso estar junto a él!', ponía en su mensensaje divulgado en el perfil de Facebook de la serie televisiva Twin Peaks, en la cual trabajaron juntos.

El también guionista requirió de las capacidades histriónicas de Harry Dean en más de una ocasión, de ahí que el actor apareciera también en los filmes Wild at Heart (1990), Twin Peaks: Fire Walk With Me (1992), The Straight Story (1999) e Inland Empire (2006).

Con Lynch, Stanton compartía además su pasión por la música, ámbito en el que descolló como cantante y guitarrista.

Por otra parte, la actriz Olivia Wilde, calificó de estupenda la personalidad de Stanton y recordó los días que pasó con su compañero de reparto en Alpha Dog.

Asimismo, el actor y director estadounidense Edward James Olmos escribió en Twitter: 'Harry Dean nos dio tanta verdad dentro y fuera de las cámaras. ÂíGracias por vivir una vida plena!'

Además de Wim Wenders, en Paris, Texas, Stanton recibió las directrices de reputados cineastas como Ridley Scott, Martin Scorsese, Paolo Sorrentino, Francis Ford Coppol, entre otros.