Los Ángeles, Estados Unidos, 22 may (PL) El Ballet Nacional de Cuba (BNC) prosigue hoy una gira por Estados Unidos tras haber dejado una grata impresión en sus primeras funciones del clásico Don Quijote en el Teatro Auditorium de Chicago.

Desde las páginas del diario Chicago Tribune, la crítica Lauren Warnecke elogió el vivaz cuerpo de baile que, a su juicio, ejecuta una coreografía nítida que recuerda la destreza técnica de Alicia Alonso y el estilo claramente cubano que trajo a los escenarios estadounidenses.

Esta diva universal del ballet fue estrella del American Ballet Theatre en las décadas de 1940 y 1950, y muchas de sus actuaciones en escenarios norteamericanos se tienen como sucesos memorables.

Alonso se encuentra al frente del BNC en la gira que continuará por las ciudades de Tampa, Washington y Saratoga Springs.

De las primeras funciones, Warnecke destacó también los equilibrios de la primera bailarina Viengsay Valdés en una pierna, uno de los cuales duró eones, según dijo.

Al mismo tiempo, confesó sentirse ella misma entusiasmada como la multitud, por las piruetas quíntuples de Patricio Revé y sus variaciones igualmente impresionantes.

Otros atractivos para la crítico fueron las interpretaciones de los jóvenes Yansiel Pujada y Dairon Darias como Don Quijote y el escudero Sancho Panza, a quienes describió como fuentes continuas de deleite.

Igual, la periodista destacó el desempeño de Ernesto Díaz como Camacho, un noble francés que compite por la mano de Kitri en matrimonio.

En declaraciones a Prensa Latina, el especialista del Museo Nacional de la Danza de Cuba José Ramón Neyra resaltó además los desempeños de Ariel Martínez y Ginett Moncho como el torero Espada y su amante Mercedes, así como de Claudia García en el papel de la Reina de las Dríadas.

También, brillaron Chanel Cabrera como el Amor y Félix Rodríguez como Lorenzo, el padre de Kitri.

De acuerdo con Neyra, el público volvió a regalar una gran ovación al elenco de la segunda función, encabezado por Sadaise Arencibia (Kitri), Raúl Abreu (Basilio), Rafael Quenedit (Espada), Ely Regina Hernández (Mercedes), Bárbara Fabelo (Reina de las Dríadas) y Maureen Gil (el Amor).

En tanto los primeros bailarines Grettel Morejón y Dani Hernández protagonizaron brillantemente el tercer espectáculo que constituyó un magnífico cierre de las presentaciones del BNC en Chicago, consideró el especialista.

La Orquesta Filarmónica de Chicago acompañó al conjunto en los tres espectáculos, bajo la dirección del maestro cubano Giovanni Duarte.

Por su parte, el crítico cubano Ismael Albelo confirmó que las tres funciones terminaron con ovaciones cerradas y público de pie, que vitoreaba a los bailarines sin que faltaran los clásicos ÂíBravo! y ÂíViva Cuba!

Don Quijote y Giselle fueron los clásicos elegidos para presentar en esta gira que tendrá un momento de gran relevancia en Washington pues corresponde al BNC clausurar en el Centro John F. Kennedy, el Festival Artes de Cuba: From the Island to the World (De la isla al mundo).

El evento acontecido allí desde el pasado 8 de mayo ha reunido exitosamente a representes de diversas manifestaciones culturales como la música, la danza, el teatro, el cine, las artes visuales, el diseño y la moda, entre otros.