Ginebra, 12 feb (PL) La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó hoy sobre la pérdida de audición por el uso indebido de auriculares, al emitir una serie de recomendaciones para evitar ese mal con mayor frecuencia en los jóvenes.

Prácticamente la mitad de las personas de entre 12 y 35 años, lo que equivale a mil 100 millones, corre el riesgo de perder la audición debido al uso prolongado y excesivo de sonidos altos, incluida la música que escuchan a través de dispositivos de audio personales, advirtió.

Entre las recomendaciones incluyó el diseño de dispositivos como teléfonos inteligentes con opciones que los hagan más seguros para la audición.

Se trata de incluir software en esos aparatos para registrar la exposición al sonido, proveer formas de limitar el volumen por medio de controles paternos o automáticos e informar a las personas sobre los efectos en la salud de sus hábitos de escucha.

También se ha pensado en la creación de perfiles personalizados en función de las prácticas auditivas del usuario, quien podría así saber si utiliza un volumen seguro o no.

Elaboradas en colaboración con la Unión Internacional de Telecomunicaciones, las propuestas deberán ser adoptadas ahora por cada gobierno y por los fabricantes de los dispositivos de audio de forma voluntaria.

Actualmente el cinco por ciento de la población mundial (466 millones de personas) sufre pérdida de audición, frente a los 360 millones registrados en 2010.

Se prevé que la cifra crezca a 900 millones -una de cada 10 personas- para 2050, indicó la OMS.

acl/lla

foto de reconquista.com.ar