Piñera entrega bono y préstamos a clase media chilena

Por EVA VERGARA

El trabajador de cementerio, Luis Aguilera, posa para una foto después de enterrar los restos de un hombre que se sospecha murió por complicaciones del nuevo coronavirus en el cementerio católico Bajos de Mena en el barrio de Puente Alto a las afueras de Santiago, Chile, el sábado 4 de julio de 2020. (AP Foto/Esteban Felix)

SANTIAGO (AP) El presidente chileno Sebastián Piñera, empujado por críticas oficialistas, mejoró el martes un paquete de ayuda a la empobrecida clase media con el que busca frenar un proyecto opositor que permitiría a millones de personas retirar el 10% de sus ahorros de pensiones.

El paquete incluye la entrega de un bono de 500.000 pesos (600 dólares) para quienes vieron disminuidos "significativamente" sus ingresos por la pandemia del nuevo coronavirus, un préstamo de hasta 2.460 dólares, prórrogas en el pago de créditos hipotecarios, subsidios de arriendos y préstamos universitarios.

ADVERTISEMENT

El mandatario busca recuperar el respaldo de los diputados oficialistas, que con sus votos permitieron a la oposición de centroizquierda iniciar un proceso de reforma constitucional de pensiones, que permitiría el 10% de los 200.000 millones de dólares de los fondos pensionados.

Chile basa sus jubilaciones en su sistema de capitalización individual impuesto en 1981 por la dictadura del general Augusto Pinochet (1973-1990), que entrega bajas pensiones, especialmente a las mujeres, cuyo promedio de vida es de 90 años, cinco más que los hombres. El impulsor del modelo fue el ministro de Pinochet, José Piñera, hermano del mandatario.

Dos de los tres partidos oficialistas criticaron el primer paquete --que también consideraba créditos-- mientras 13 de sus diputados entregaron la semana última los votos que necesitaba la centroizquierda para iniciar la tramitación del proyecto de retiro de fondos. La iniciativa es rechazada por el gobierno y los empresarios y por varios economistas opositores.

El gobierno mantiene un fuerte despliegue ministerial para revertir los votos oficialistas para que la oposición no logre el miércoles los 93 votos requeridos para que el proyecto pase al Senado. La centroizquierda tiene 83 sufragios.

El anuncio "es un triunfo" de los que quieren más ayuda para la clase media, dijo el diputado oficialista Raúl Celis, quien anticipó que "seguiremos adelante con nuestro proyecto" de retiro de fondos.

El paquete original de medidas consideraba la postergación de hasta seis créditos hipotecarios, la ampliación de créditos universitarios para quienes no pudieron seguir pagando, subsidios de arriendo y un préstamo de 2.600.000 (3.300 dólares) en cuatro meses, pagaderos sin intereses en cuatro años, con uno de gracia.

El nuevo agrega una transferencia directa de 600 dólares, mantiene la prórroga de los créditos, subsidios de arriendo y préstamos para pagar la universidad, aunque disminuye a 1.950.000 pesos el préstamo blando (2.460 dólares) pagaderos sin intereses en tres años.

ADVERTISEMENT

La oposición rechaza la propuesta gubernamental porque, afirma, sólo significará nuevas deudas para la clase media afectada fuertemente por la cesantía, que en los últimos meses pasó de 750.000 desempleados a poco más de dos millones, y aún no se pronuncia sobre las nuevas medidas.

Los oficialistas partidos Unión Demócrata Independiente (UDI) y Renovación Nacional (RN) consideraron insuficiente el primer respaldo ofrecido a la clase media y exigieron a Piñera fortalecer los anuncios. Cuatro de los votos que respaldaron la iniciativa opositora son UDI y nueve son RN. El gobierno trabaja intensamente para hacer cambiar de posición al menos a los parlamentarios UDI.

La economista del izquierdista Frente Amplio, Claudia Sanhueza, opinó que, "en la práctica, es mejor el préstamo (del gobierno) a tasa cero que retirar los fondos".

El proyecto opositor considera un retiro de entre un millón y cuatro millones de pesos, (entre 1.260 y 5.000 dólares), y permite a los diez millones de cotizantes retirar dineros sin pagar impuestos, como estipula la iniciativa.

El Superintendente de Pensiones, Osvaldo Macías, dijo el martes que los más jóvenes incluso podrían sacar todos sus ahorros, lo que implicaría "un daño bastante irreversible", porque los fondos se capitalizan durante unos 40 años, en promedio.

Los empresarios afirman que de prosperar la iniciativa, golpearía el ahorro nacional y el valor de los activos donde están invertidos los fondos, cuyo valor disminuiría, que ascienden a 200.000 millones de dólares.