Por Maribel Hernández Pérez / maribel.hernandez@gfrmedia.com

Las autoridades del área oeste también se encuentran en alerta sobre una pandilla de posibles secuestradores de niños que desde la semana pasada ha acechado a menores en Yauco y Guayanilla.

El director auxiliar de la Región Oeste de la Policía, coronel Miguel Rosado, reveló hoy que han intervenido con dos vehículos sospechosos y sus ocupantes, en un período de una semana y media, en Mayagüez y San Germán. Sin embargo, en ninguno de los casos existía un querellante.

Ayer, el director de la región Sur de la Policía, coronel Héctor Agosto, hizo pública la investigación de al menos dos casos de niños, entre las edades de 10 a 13 años, a los que los tres hombres han acechado y, en unos de los casos, intentado llevarse por la fuerza en un vehículo, como ocurrió el lunes en Yauco.

Detalló además que días antes de ese incidente se reportó otro caso en Guayanilla en el que una madre observó como unos sujetos fotografiaban a sus hijos menores desde un auto cerca de su hogar. Los dos casos aún no han sido conectados directamente.

El coronel Rosado indicó que hace una semana y media se recibió la llamada de un comerciante en la que indicaba que un auto sospechoso estaba merodeando los predios de un área residencial aledaña a la comandancia de área de Mayagüez y que los habían observado tomando fotos a niños con sus celulares.

"Le dice a la Policía que hay unas personas sospechosas que alegan que están comprando oro pero que la guagua dice por el lado sellado de techos, tirándole fotos a unos nenes", observó Rosado al ofrecer detalles de la llamada que recibió la Policía.

Agentes de la Unidad Motorizada intervinieron con la guagua sospechosa tras identificarla por la tablilla, descrita como una Totoya Sienna, verde oscura del 2009, en la que viajaban siete personas, 4 hombres y 3 mujeres, todos de nacionalidad dominicana. Pero uno de los hombres huyó corriendo.

Los detenidos, todos vecinos de Puerto Nuevo, alegaron que el hombre que huyó era indocumentado y que ellos tenían su documentación en orden como se corroboró con la Patrulla de Fronteras, agregó Rosado.

"Se dejaron ir porque no habían querellantes que los denunciaran por tomarle las fotos a los nenes", dijo Rosado.

Ayer, la Policía intervino con una guagua Toyota Sienna, color gris oscura, en la que viajaban tres individuos de nacionalidad dominicana en el área de San Germán, también supuestos compradores de oro y como tenía características similares al caso de Yauco, decidieron entregar toda la prueba al CIC de Ponce para que continuaran con la investigación de los casos denunciados.

"Estamos en alerta, las dos intervenciones se han hecho en Mayagüez", exclamó Rosado.

Por su parte, el comandante del área de Ponce, teniente coronel Miguel Colón March, señaló que al entrevistar a los detenidos y no ser vinculados con el intento de secuestro, decidieron dejarlos en libertad.

"No se ha vinculado con el intento del secuestro del nene, se investigó y se liberaron. Por lo menos pedimos a los padres a que estén pendientes de sus hijos, eso es lo que nos interesa a nosotros", hizo énfasis Colón March, quien dijo que se organizaron dos equipos de trabajo para intensificar la pesquisa.

El niño de Yauco, que practica artes marciales, que se salvó de los raptores narró a Primera Hora que mientras regresaba a su hogar a eso de las 7:00 p.m., luego de estar jugando en la casa con una de sus amigas. Relató que un individuo enmascarado, que vestía chaqueta y guantes, se bajó de un automóvil conducido por otra persona, y lo agarró por un brazo para obligarlo a abordarlo, pero se logró liberar tras darle una patada en la pierna.

Las autoridades planifican elaborar un boceto de los sospechosos tan pronto logren obtener la información suficiente para hacer el retrato hablado posiblemente la semana próxima.

Se exhortó a la ciudadanía a que cualquiera que haya observado a personas extrañas en su vecindario, cerca de menores de edad, que se comunique de inmediato a través de la línea (787) 343-2020 o al cuartel de la Policía más cercano.