SEUL, 19 may (Xinhua) -- El presidente surcoreano, Moon Jae-in, declaró el viernes que adoptará un enfoque prudente con respecto al asunto relacionado con el sistema antimisiles estadounidense de Defensa Terminal de Area a Gran Altitud (THAAD, por sus siglas en inglés).

Moon hizo las declaraciones al reunirse con los líderes de los cinco principales partidos políticos del país, entre ellos el gobernante Partido Democrático, el Partido Libertad de Corea, que es la principal fuerza de la oposición, y el centrista Partido del Pueblo, informó a la prensa el portavoz presidencial Park Su-hyun.

Los enviados especiales del nuevo presidente surcoreano ya llegaron a Beijing y Washington, respectivamente, esta semana para explicar la actual postura política de Seúl hacia los asuntos de la península de Corea.

El pasado 26 de abril, varios elementos de este sofisticado escudo antimisiles, incluyendo dos lanzaderas móviles y un radar, fueron transportados, de manera secreta, hasta un campo de golf en la localidad de Soseong-ri, en el condado de Seongju de la provincia surcoreana de Gyeongsang del Norte.

Esta ubicación, antigua propiedad del Grupo Lotte, que es el quinto mayor conglomerado familiar de la República de Corea, fue asignada para acoger al THAAD, cuya instalación en el sureste del país asiático acordaron el pasado mes de julio Seúl y Washington.

El traslado secreto de tales elementos del sistema provocó protestas entre los residentes locales y activistas por la paz, que mantuvieron guardia en las cercanías de la entrada al campo de golf para impedir que se desplegaran más elementos del THAAD.