Washington, 17 jul (PL) El 67 por ciento de los estadounidenses desaprueba los hábitos poco convencionales del presidente Donald Trump en la red social Twitter, según un sondeo publicado hoy por ABC News y The Washington Post.

De acuerdo con la encuesta, el 68 por ciento de los entrevistados consideró inapropiadas sus publicaciones en el servicio de microblogging, mientras el 65 por ciento las tildó de insultantes y el 52 por ciento de peligrosas.

Al mismo tiempo, un 41 por ciento calificó sus tuits de interesantes, un 36 por ciento los estimó efectivos y solo un 21 por ciento los valoró como refrescantes.

Según ABC, hay diferencias agudas en la respuesta de varios grupos a los mensajes de Trump en Twitter, las cuales van más allá de las divisiones partidistas e ideológicas típicas.

Mientras el 58 por ciento de los hombres creyó sus tuits inapropiados, ese nivel del rechazo subió al 78 por ciento entre las mujeres.

Por el contrario, solo un 29 por ciento de las féminas vio sus mensajes como interesantes, frente al 54 por ciento de los hombres.

En tanto, un 46 por ciento de los blancos los juzgó como peligrosos, pero ese número se elevó hasta el 65 por ciento entre la población no blanca e, incluso, menos de la mitad de los republicanos, un 41 por ciento, dijo que son refrescantes.

La encuesta, realizada en español e inglés con la participación de mil adultos del 10 al 13 de julio, también arrojó que los estadounidenses desaprueban al mandatario en términos personales, pues el 70 por ciento estimó que desde su llegada al cargo ha actuado de manera 'no presidencial'.

Según el sondeo, el 57 por ciento de los norteamericanos sostuvo que cuanto más escucha de Trump, menos les gusta, frente a un 29 por ciento que manifestó lo contrario.

Al mismo tiempo, el 56 por ciento señaló que la conducta 'no presidencial' del jefe de Estado perjudica a la presidencia en general.

Criterios de ese tipo existen dentro de su propio partido, pues cuatro de cada 10 republicanos, un 38 por ciento, indicó que su comportamiento no ha sido adecuado para un gobernante.

Algo similar ocurre con el 48 por ciento de los protestantes blancos evangélicos y el 55 por ciento de los hombres blancos no universitarios, dos de sus grupos básicos de apoyo.