Brasilia, 12 ago (PL) Las señales de cobardía incontrolable mostrada por los mandatarios del Mercosur al suspender a Venezuela del bloque alentaron a Donald Trump a anunciar que no descartaba la opción militar contra ese país, afirmó hoy aquí Paulo Moreira Leite.

Camuflados en una postura democrática que solo defienden fuera de sus propias fronteras, acotó, en los últimos días los gobiernos de la región se apresuraron a tomar distancia de Caracas en momentos cuando el país ensaya una salida democrática para una situación de pre-guerra civil con la convocatoria de una Asamblea Constituyente.

A juicio del director del diario digital Brasil 247 en esta capital, a partir de la absurda decisión del Mercado Común del Sur (Mercosur), cuya presidencia pro témpore ostenta esta gigantesca nación sudamericana, ocurrió lo obvio: 'constatando que el camino quedó libre, Trump agradeció con el discurso de la opción militar'.

La pelea de vecinos que podrían ser considerados aliados naturales de Venezuela es un estímulo a intervenciones imperiales en cualquier parte del mundo, remarcó Moreira Leite y recordó que el vicepresidente Mike Pence iniciará una visita a América Latina.

Pence pasará por Colombia y Panamá, dos países que tienen un papel estratégico en cualquier debate, aunque fuera puramente teórico, sobre operaciones militares en el área, señaló.

La propia publicación difundió también este sábado un artículo de Marcelo Zero, asesor de la bancada del Partido de los Trabajadores (PT) en el Senado Federal, quien denunció que Trump y el gobierno golpista de Brasil 'están ameazando con transformar a América del Sur en un nuevo Oriente Medio'.

No hay dudas de que la apuesta insensata al agravamiento del conflicto interno en Venezuela y la amenaza abierta de una intervención militar tienden a desestabilizar todo el subcontinente, alertó el epecialista en relaciones internacionales.

Significó además que a pesar de sus graves problemas sociales, políticos y económicos, la América del Sur es una región geopolíticamente estable cuyas fronteras, consolidadas hace muchas décadas, revelan una zona geográfica de notable continuidad.

En otra parte de su comentario, Zero puntualizó que la presencia de Brasil en el área venía siendo, como regla, apaciguadora y ese poder moderador, una vez superadas las dictaduras militares, se plasmó en el proyecto integrador del Mercosur y posteriormente en la conformación de la Unasur (Unión de Naciones Suramericanas) y de la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños).

Mas, bastó que el golpista Michel Temer asumiera las rendas del país para que todo ese esfuerzo fuera echado por tierra, dijo y deploró que a partir de entonces la política exterior del golpe asumió como su principal y única directriz desestabilizar al gobierno electo de Venezuela.

El Gobierno del golpe está jugando con fuego, insistió el asesor petista y enfatizó que una intervención abierta de Estados Unidos en el conflicto venezolano, como sugiere Trump, aunque no sea militar acarreará efectos terribles.