BUENOS AIRES, 21 ene (Xinhua) -- El presidente argentino, Mauricio Macri, anunció hoy que firmará un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) para impulsar la "extinción de dominio" en casos de corrupción y narcotráfico, a fin de recuperar para el acervo del Estado los bienes vinculados a esos delitos.

"Los criminales tienen que devolver hasta el último bien que se llevaron ilegítimamente. Que sepan que en la Argentina hoy, el que las hace, las paga", sostuvo el presidente tras anunciar la medida.

Este instrumento facilitará la acción del Estado para recuperar bienes vinculados con delitos de actos de corrupción, narcotráfico y del crimen organizado, dijo la Presidencia a través de un comunicado.

"Estamos hablando de dinero, pero también de campos, casas, barcos, autos, y hasta obras de arte que se pueden subastar y destinar a políticas publicas fundamentales para que los argentinos podamos terminar con los problemas que arrastramos hace décadas", afirmó el Presidente.

Macri realizó el anuncio en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno, acompañado por el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

"Hoy los convoqué para hablarles de un tema que me propuse enfrentar desde el primer día que me involucré en política, y que sé que es una preocupación compartida por todos. Estoy hablando de las mafias, de las redes de narcotráfico, del crimen organizado y de la corrupción, que se llevaron plata que es de todos los argentinos", afirmó el jefe de Estado.

Macri sostuvo que se trata de "plata que necesitamos para seguir combatiendo la inseguridad, para construir escuelas, jardines, espacios de primera infancia, rutas más seguras, obras para mitigar las inundaciones y también llevarle cloacas y agua potable a todas las familias".

La firma del DNU busca "avanzar con la extinción de dominio. ¿Para qué? Para que la Justicia pueda recuperar más rápido y de forma transparente los bienes que el narcotráfico, el crimen organizado, la trata de personas y la corrupción se robaron", remarcó Macri.

El Presidente señaló que "hoy la Justicia penal tiene instrumentos para avanzar y recuperar estos bienes, pero son muy lentos".

"Con este régimen de extinción de dominio estamos dando un paso adelante para que la Justicia pueda, además de condenar a los responsables del delito y lo que han generado en la sociedad, también avanzar más rápido en recuperar esos bienes", aseguró.

La normativa dispone la creación de una oficina que llevará adelante una acción ante la Justicia y comprende aquellos bienes que se presume provienen de la comisión de delitos graves, como corrupción, narcotráfico, trata de personas, secuestro y terrorismo, entre otros, y cuyos responsables no puedan probar su origen lícito.