diariodominicano.com

Nassau, 16 sep (Prensa Latina) El Ministerio de Vivienda y Medio Ambiente de Bahamas emitió una orden que prohíbe la construcción de edificios residenciales o comerciales en las comunidades de Abaco, Mudd, Pigeon Pea, Sand Bank y Farm Roa arrasadas por el huracán Dorian.

El objetivo de dicha orden es permitir los esfuerzos de recuperación y la eliminación de los escombros relacionados con el fenómeno meteorológico que azotó al país con categoría cinco, la máxima de la escala Saffir-Simpson que clasifica los ciclones según la intensidad del viento, destacan hoy medios locales de prensa.

De acuerdo con el ministerio, el gobierno tiene la intención de proporcionar alojamiento temporal inicial para todos los residentes afectados en lugares alternativos seguros.

Las citadas áreas, arrasadas por Dorian, tenían más de mil hogares y una población estimada de tres mil 500 personas, según informes del gobierno.

En tanto, continúa llegando ayuda humanitaria al archipiélago, nuevamente afectado el fin de semana por el huracán Humberto.

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, durante una visita a ese país, pidió más acciones de la comunidad internacional para ayudar a Bahamas.

'El huracán Dorian fue clasificado como categoría cinco. Creo que es de categoría infierno. Pero no fue impulsado por el diablo. Siempre hemos tenido muchos huracanes, pero ahora son más intensos, son más frecuentes y están impulsados por el cambio climático', enfatizó Guterres tras ver los daños.

jf/otf