diariodominicano.com

Por Victoria Argüello

BUENOS AIRES, 21 feb (Xinhua) -- La Planta Solar Cauchari, ubicada en la provincia argentina de Jujuy (norte), iniciará sus operaciones a inicios de marzo próximo, posterior a su actual período de prueba.

El asesor técnico de Shanghai Electric Power Construction Co., Ltd. (SEPC), ingeniero Luis González, dijo a Xinhua que esta planta, que cuenta con tecnología y financiamiento de China, actualmente se encuentra transitando por dos fases de prueba.

Explicó que "la inauguración en octubre fue el momento en que se terminaron los montajes, la obra, la instalación de toda la parte eléctrica", pero que actualmente se transita por un periodo de pruebas para poder iniciar las operaciones.

"El sistema eléctrico nacional solicita requisitos de prueba en dos fases: una técnica y, después, una que tiene que ver con trámites administrativos regulatorios ante organismos nacionales, que son los que autorizan el inicio de operación", señaló.

"La planta está próxima a entrar en servicio, estamos esperando los resultados para mediados de febrero y comienzos de marzo", agregó.

Las obras y puesta en operación están lideradas por SEPC, una firma china subsidiaria de Powerchina Ltd., y al menos un 85 por ciento del financiamiento estuvo en manos del Banco de Exportaciones e Importaciones de China (EximBank).

Cauchari, el parque fotovoltaico más grande de América Latina, consta de tres parques fotovoltaicos (Cauchari I, II, y III), que juntos suman 315 megavatios (MW) de potencia, a través de la instalación de 1,2 millones de paneles solares.

Su superficie es de 800 hectáreas, y se encuentra situada a más de 4.020 metros sobre el nivel del mar, en plena puna (meseta elevada).

Esta beneficiará a unas 160.000 familias y contribuirá en múltiples aspectos del desarrollo de Argentina, como la generación de fuentes de energías limpias, la transferencia de conocimiento, la promoción del empleo y el avance económico de Jujuy.

"Vamos a reemplazar toneladas de emisiones de dióxido de carbono por energía 'verde', lo cual ya es reconocido por muchos entes internacionales respecto a esta planta", destacó González.

"La planta es importante para el avance de las familias de la Puna, ya que está instalada en un lugar que estaba prácticamente virgen de desarrollo", abundó.

El ingeniero apuntó que Cauchari logró emplear a más de 1.000 trabajadores en su punto de mayor auge, quienes se enfrentaron a condiciones climáticas y geográficas adversas para poder finalizar las obras.

Precisó que otras firmas chinas participaron en el proyecto como proveedores de equipamiento.

De igual forma, la tecnología proveniente de China está presente en otros proyectos energéticos argentinos, como la Planta Solar Cafayate, en Salta (noroeste), y los parques eólicos de Chubut (sur) y Miramar (este).

También está presente en dos represas de generación hidroeléctrica que se construyen en la provincia de Santa Cruz (sur), con la participación de la firma de ingeniería China Gezhouba Group Corporation (CGGC).

Dichas obras de energía así como otros proyectos de conectividad, como la renovación del tren Belgrano Cargas, se inscriben en la Iniciativa de la Franja y la Ruta que China impulsa desde 2013.

La iniciativa converge con la necesidad de Argentina de actualizar su infraestructura, además de actuar como motor para el desarrollo económico del país sudamericano. Fin