diariodominicano.com

LOS ÁNGELES, 1 abr (Xinhua) -- La gobernadora de Guam, Leon Guerrero, anunció el jueves que permitirá a los marineros del portaaviones estadounidense USS Theodore Roosevelt dejar la base militar y pasar la cuarentena en hoteles de la isla, después de que la Armada solicitase su ayuda para responder a la propagación de la COVID-19 en la nave.

La Flota del Pacífico de EE. UU. garantizó que solo los marineros que hayan dado negativo a la enfermedad pasarán la cuarentena en hoteles y que la Armada se encargará de cualquiera que esté en cuarentena y dé positivo a la enfermedad, detalló Guerrero.

"No podrán salir de sus habitaciones. No podrán ir a las zonas de vestíbulo. No podrán ir a la playa. La Armada va a poner guardias de seguridad en los pisos. Tendrán seguridad itinerante y líderes que estáran con ellos", dijo en una rueda de prensa diaria.

La Armada pidió a las autoridades locales que la ayudasen "a superar este virus fatal", apuntó la gobernadora, quien explicó que tomó la decisión tras multitud de discusiones y recopilación de información, y que tenía "la obligación moral, como acción ética" de hacerlo.

El miércoles, la gobernadora y el mando de la Región Conjunta de las Marianas anunciaron un acuerdo para acoger a los marineros que dieran negativo fuera de la base y enviarlos a un hotel designado a pasar los 14 días de cuarentena donde no tuvieran contacto con la comunidad local y estuviesen bajo estricta supervisión.

El portaaviones atracó en Guam el pasado viernes, después de que varios marineros dieran positivo a COVID-19 y fuesen transportados por aire al Hospital Naval de la isla.

El Roosevelt, propulsado por energía nuclear, tiene una tripulación de unas 5.500 personas, de las que una veintena son de Guam. Había zarpado del puerto base en San Diego, California, a mediados de enero para un despliegue regular en el Indo-Pacífico. Fin