Prensa dominicana da amplia cobertura a velatorio y sepelio de Donald Reid Cabral

SANTO DOMINGO.- La prensa dominicana dedicó espacios de primera plana a los actos del velatorio y sepelio del ex presidente del Gobierno de facto del Triunvirato (1963-1965), Donald Reid Cabral.

Listín Diario destacó que  con una despedida de ex jefe de Estado, los restos del político, empresario y ex presidente, fueron sepultados en el Cementerio de la avenida Máximo Gómez, luego que se oficiara una misa de cuerpo presente en la parroquia San Antonio de Padua, que contó con la presencia del presidente Leonel Fernández.

Reid Cabral murió a la edad de 83 años en el Centro de Medicina Avanzada Abel González y su cadáver fue velado en su residencia de la calle Lea de Castro esquina Cervantes.

Refirió que el  empresario y dirigente político encabezó el gobierno del Triunvirato desde el 23 de diciembre de 1963, después del golpe de Estado contra el presidente Juan Bosch.

Resaltó que desde tempranas horas de la mañana a su casa se presentaron amigos y dirigentes del Partido Reformista Social Cristiano, organización a la que perteneció una gran parte de su vida política, y compañeros del Consejo Presidencial Reformista, un desprendimiento de esa entidad de la cual era un alto dirigente y donde militó en los últimos meses.

 El diario Hoy, destacó que al despedirlo, familiares y amigos resaltaron sus cualidades conciliadoras, como amigo y hombre de familia, así como su gran dedicación por la educación.

Políticos, empresarios y educadores asistieron al sepelio, entre oraciones de monseñor Benito Angeles, secretario de la Conferencia del Episcopad.
El panegírico fue leído por José Antonio Barreto, sobrino del extinto, quien resaltó sus cualidades y sinceridad.

El Caribe destacó que familiares, amigos, empresarios y políticos dieron el último adiós a Reid Cabral, quien falleció en horas de la mañana de ayer a causa de un aneurisma en la aorta, a  los 83 años.

”En la avenida Máximo Gómez, frente al cementerio nacional, fueron apostados tres cañones que portaban soldados de  diferentes batallones y la banda de músicos,  quienes, a la llegada del féretro, iniciaron la ceremonia protocolar. El ataúd fue depositado en la avenida,  se hicieron los saludos correspondientes y con el toque de trompeta, empezó a sonar una salva de 21 cañonazos y el Himno Nacional.


Despiden con los honores de Estado a Donald Reid Cabral

Con una despedida de ex jefe de Estado, los restos del político, empresario y ex presidente, Donald Reid Cabral, fueron sepultados ayer a las cinco de la tarde en el Cementerio de la avenida Máximo Gómez, luego que se oficiara una misa de cuerpo presente en la parroquia San Antonio de Padua, que contó con la presencia del presidente Leonel Fernández.

Reid Cabral murió a la edad de 83 años en el Centro de Medicina Avanzada Abel González y su cadáver fue velado en su residencia de la calle Lea de Castro esquina Cervantes.

El empresario y dirigente político encabezó el gobierno del Triunvirato desde el 23 de diciembre de 1963, después del golpe de Estado contra el presidente Juan Bosch.

Desde tempranas horas de la mañana a su casa se presentaron amigos y dirigentes del Partido Reformista Social Cristiano, organización a la que perteneció una gran parte de su vida política, y compañeros del Consejo Presidencial Reformista, un desprendimiento de esa entidad de la cual era un alto dirigente y donde militó en los últimos meses. Para compartir el dolor con sus familiares y amigos más entrañables también acudió al velatorio el vicepresidente de la República, Rafael Alburquerque.

Familiares

A Reid Cabral le sobreviven su esposa Clara Tejera, y sus dos hijas Clara y Georgia, además del esposo de Clara, Roberto Frankenberg, y otros familiares.

En la misa de cuerpo presente, realizada en la parroquia San Antonio de Padua, y donde el presidente Fernández estuvo acompañando a la familia, el secretario de la Conferencia del Episcopado Dominicano y párroco de allí, monseñor Benito Ángeles, definió al finado como un hombre que ofreció una vida “que a nosotros nos deja más que maravillados, estupefactos”, cuando se le ve en el contexto histórico de su vida personal. Significó que Reid Cabral deja maravillado a quien conoce su vida familiar, empresarial y política. “Es maravilloso descubrir que se trató de un hombre de trabajo, que dedicó su vida cotidiana y que hizo de la integridad un sentido de unidad e integración.

Mientras, el secretario general del Partido de la Liberación Dominicana, Reinaldo Pared Pérez, dijo de Reid Cabral fue un hombre con una amplia vocación de servicio hacia la patria, que siempre estuvo preocupado por los problemas nacionales.

Refirió que terminó su vida siendo aliado del Partido de la Liberación Dominicana consideró que su muerte constituye una pérdida irreparable. Para Federico Antún Batlle, presidente del Partido Reformista Social Cristiano, la vida de Donald Reid Cabral fue de aportes a la institucionalidad del país, porque jugó roles importantes a nivel partidario y como empresario.

Un compañero

Mientras, Ramón Cáceres Troncoso, quien formó parte del Triunvirato en su última etapa, al lado de Reid Cabral, dijo que el rol político que le tocó jugar en vida fue muy bueno y ejemplar. “En este país no es muy fácil encontrar hombres tan honestos como Donald Reid”, refirió.

Sobre su rol histórico, planteó que fue una circunstancia muy especial para el país, y que incluso antes de formar parte del Trinvirato con Reid Cabral, él venía del 14 de Junio y estuvo preso en enero del año 1960.

“Nos tocó encarnar el gobierno del país, en un momento que queríamos lo mejor, pero las pasiones y las cosas que había entonces y el enfrentamiento de grupos hizo imposible encontrar armonía”, agregó.

Palabras de amigos que lo conocieron

Al leer el panegírico, el sobrino de Donald Reid Cabral destacó los dones de laboriosidad, bonhomía y decisión del hombre que hasta ayer vivió en los afanes de la política y del sector productivo nacional.

José Antonio Barreto dijo que su tío pertenecía a esa clase de hombres para quienes los enemigos son la vagancia, y que consideraba que la mejor forma de evitar los conflictos era buscando la manera de concertar y de servir de mediador.

Lo definió como padre, amigo, hermano y estadista. Dijo que en todo momento se preguntaba si había satisfecho expectativas como las de su tío materno Marcos Cabral Bermúdez, columna vertebral y forjador de muchos de sus principios y quien fuera su gran consejero.

Su sobrino se preguntó, “¿Y de ti Donald, somos tu descendencia dignos de ti?” Explicó que su familia fue testigo de verlo caminar en línea recta, la línea de lo correcto, que trazó de forma paralela a la de su trabajo. Dijo que siempre exhibió una corbata negra, que acompañaba con sus trajes que resaltaban con la ternura de sus ojos azules.

El acto de sepultura en el cementerio de la avenida Máximo Gómez, tuvo lugar a las cinco de la tarde, bajo un sofocante calor.

Fue antecedida de una despedida con honores militares frente al cementerio, disparos de 21 salvas y la entrega de la Bandera Nacional a la familia del extinto ex Presidente.  (Listín Diario, 23 de julio 2006)

Sepultan restos de Donald Reid Cabral

Fueron sepultados ayer en el Cementerio Nacional de la Máximo Gómez los restos del político y empresario Donald Reid Cabral, quien falleció la madrugada de ayer a la edad de 83 años.

Al despedirlo, familiares y amigos resaltaron sus cualidades conciliadoras, como amigo y hombre de familia, así como su gran dedicación por la educación.

Políticos, empresarios y educadores asistieron al sepelio, entre oraciones de monseñor Benito Angeles, secretario de la Conferencia del Episcopad.
El panegírico fue leído por José Antonio Barreto, sobrino del extinto, quien resaltó sus cualidades y sinceridad.

Recordó que Reid Cabral siempre le decía que cuando no podía abrir las puertas a un amigo, entonces le abría una ventana, en señal de que era una persona solidaria.

Sostuvo que a su tío le gustaba trabajar e incentivar a los demás para que transiten el camino del bien.

Aseguró que Reid Cabral fue un gran conciliador y devoto del trabajo y la honradez.


SEPELIO SENCILLO

El sepelio de Reid Cabral fue sencillo y un ataúd de pino, que fue construido días atrás por su carpintero, envuelto en la bandera nacional, contenía su cadáver.

Familiares manifestaron que Reid Cabral había solicitado que no se le rindieran homenajes.

También que su velatorio fuera sencillo, razón por la que sus restos no fueron llevados al Palacio Nacional ni a la sede del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC).


HONORES
En la antesala del sepelio, a la entrada del camposanto, un batallón mixto de las Fuerzas Armadas y la Policía rindió los honores militares con una salva de 21 cañonazos.

Posteriormente, el ataúd fue introducido nueva vez en el carro fúnebre hasta entrar al cementerio.

El féretro fue llevado al nicho por el empresario Luis Alvarez Renta, el doctor Fabio Herrera y dos oficiales de las Fuerzas Armadas.

En el sepelio estuvieron presentes Federico Antún Batlle, Humberto Salazar, el ingeniero Héctor Rodríguez Pimentel, Modesto Guzmán, Víctor Gómez Casanova, Leonardo Matos Berrido y Pedro Blandino.

Además, Marino Vinicio Castillo, su hijo Juarez Castillo Semán, Reynaldo Pared Pérez, Ramón Cáceres Troncoso, entre otros.

Reid Cabral murió de un aneurisma de la vena aorta en la clínica de medicina avanzada Abel González, ubicada en la avenida Abraham Linconl, donde había sido internado desde principios de semana.

MISA DE CUERPO PRESENTE

En la iglesia San Antonio de Padua fue oficiada una misa de cuerpo presente, presidida por monseñor Ramón Benito Angeles, secretario de la Conferencia del Episcopado Dominicano.

A la misa asistió el presidente Leonel Fernández, quien en la mañana había asistido a la entronización del obispo de Mao-Montecristi.

El mandatario ofreció sus condolencias a la señora Clara Tejera y a sus hijas Georgia y Clara y su esposo Roberto Frankemberg, quienes junto a otros familiares y amigos dieron el último adiós al doctor Reid Cabral.

En su homilía,  monseñor Benito Angeles, resaltó las virtudes de Reid Cabral y dijo que este fue un ser humano solidario con los demás.

"Nosotros queremos darle a Dios por la vida de un hombre, que a todos nosotros nos deja maravillado y nos deja estupefacto cuando comenzamos a ver la historia de su vida familiar, social, política y de servicio. Y que maravilloso es poder descubrir en la vida de un hombre de trabajo que ha hecho del sudor su dignidad y que ha hecho de la lealtad y de la vida familiar un sentido de unidad e integración", expresó el prelado.

Dijo que en Reid Cabral tenemos el ejemplo a través de acontecimientos históricos que se concretizan en personas particulares. "El tomar ideales y crear sueños en la vida de hombres y mujeres que creen en sí mismos, que creen en Dios y en su patria y el colocar místicas en su vida para producir nuevas posibilidades de crecimiento, son las cualidades que hoy nosotros tenemos que con sinceridad y profundidad de corazón agradecer a Dios de nuestro hermano y amigo muy cercano el señor Donald Reid".

Refirió que sus palabras salen del alma, de una experiencia compartida de manera particular en los últimos cuatro años, lo que le permitió conocer que el doctor Reid Cabral fue un hombre de pueblo que trabajó para el desarrollo de la nación principalmente en  el sector de la educación.

Denis Simó, rector de la Universidad Apec, dio lectura a la palabra del día de hoy.

En la misa estuvieron presentes una delegación del Partido Reformista encabezada por su presidente Federico Antún Batlle, e integrada por la diputada Rafaela Alburquerque, Juan Arístides  Taveras Guzmán, Johnny Jones y Víctor Gómez Casanova, mientras que del Consejo Presidencial  Reformista, que era presidiera el propio Reid Cabral, asistieron Humberto Salazar, Leonardo Matos Berrido, Guido D´Alexandro y Héctor Rodríguez Pimentel. El canciller Morales Troncoso, se encuentra fuera del país.

En representación de la cancillería asistieron el subsecretario José Trullols, el embajador Francisco José Nadal Rincón y el empresario Jean Vicini, entre otros.

También asistieron el secretario general del Partido de la Liberación Dominicana, Reinaldo Pared Pérez, el mayor general vitalicio, Antonio Imbert Barrera y su esposa, los ingenieros Omar Chevalier y Manuel Rodríguez, el Contraalmirante retirado Ramón Emilio Jiménez hijo y el ingeniero Fulsy García, entre otros. 

El féretro fue trasladado a la iglesia San Antonio de Padua, siguiendo la ruta que él acostumbraba realizar para llegar allí, atravesando por los jardines de su casa hasta llegar al portón trasero que comunica justamente al frente de la iglesia, localizada en la  intersección formada por  las calles José Joaquín Puello y Casimiro de Moya, en el sector de Gascue.


CUMPLIERON SUS DESEOS


Un ceremonial sencillo un ataúd de madera, sin exageración de coronas y que se obviarán los ceremoniales correspondientes a los estadistas y diplomáticos,  había pedido el doctor Reid Cabral, dijo a la  prensa un viejo amigo de la familia.

Como un gran colaborador de la secretaria de Relaciones Exteriores fue definido por ese amigo, quien afirmó que sus deseos fueron cumplidos, porque como ex-secretario de Relaciones Exteriores y otros cargos diplomáticos había rendirles honores en la cancillería y en el Palacio Nacional como ex presidente de la República. (Hoy, 23 de julio de 2006)

 

Sepelio Donald Reid Cabral fue sepultado con honores Numerosas personalidades le dan despedida

Fueron sepultados en la tarde de ayer en el cementerio de la Máximo Gómez,  los restos del ex presidente y empresario Donald Reid Cabral, en una ceremonia precedida por los honores militares  que corresponden a un ex mandatario.
 
Familiares, amigos, empresarios y políticos dieron el último adiós a Reid Cabral, quien falleció en horas de la mañana de ayer a causa de un aneurisma en la aorta, a  los 83 años.
 
En la avenida Máximo Gómez, frente al cementerio nacional, fueron apostados tres cañones que portaban soldados de  diferentes batallones y la banda de músicos,  quienes, a la llegada del féretro, iniciaron la ceremonia protocolar. El ataúd fue depositado en la avenida,  se hicieron los saludos correspondientes y con el toque de trompeta, empezó a sonar una salva de 21 cañonazos y el Himno Nacional.
 
El panegírico fue pronunciado por su sobrino José Antonio Barreto Reid, quien destacó los valores que adornaban a Reid Cabral y la honesta trayectoria que observó durante toda su vida. Señaló que Reid Cabral fue un respetuoso acérrimo del dinero, no como sinónimo de riqueza, sino como consecuencia del trabajo arduo. “Cada peso tiene cien centavos, y cada centavo llega con una gota de sudor, solía decir”, expresó Barreto Reid.       
 
Le sobreviven su esposa Clara Tejera de Reid, sus hijas, Clara Emilia Reid de Frankenberg, Roberto Frankenberg Leonor y Georgia Anne Reid Tejera; sus nietos, Manuel Emilio, Donald Joseph, Martha y Ana María Pimentel Reid, Sophia Amelia y Erich Roberto Frankenberg Reid, Annelie Vega Ossaye y Roberto Darío Arias Ossaye; su biznieta, Emilia Díaz Vega, así como sus hermanos William y Margarita Reid Cabral, Charles y Noemí Reid Cabral, Ligia Fernández Reid y Anne Reid Cabral.
 
Al sepelio asistieron Ramón Cáceres Troncoso, quien fue parte del Triunvirato; Leonardo Matos Berrido y Humberto Salazar, Ramón Pérez Martínez, Alfredo Mota Ruiz, Zoila Medina, Ney Arias Lora y Guaroa Liranzo. Los restos de Reid Cabral, fueron velados en su residencia, ubicada en la calle Cervantes, esquina Casimiro De Moya, en Gaszcue, en donde asistieron  José Manuel Armenteros, Rafael Bello Andino, Eduardo Estrella, Federico Antún Batlle, entre otras personalidades.

Fernández asistió a la misa

El presidente Leonel Fernández asistió a la misa de cuerpo presente, que  fue oficiada por monseñor Benito Ángeles, secretario general de la Conferencia del Episcopado,  en la parroquia San Antonio, del sector de Gazcue, en la capital.
 
El féretro fue trasladado por los jardines de su residencia, en donde fueron velados sus restos, hasta llegar a la calle José Joaquín Pérez, lugar de la parroquia, cubriendo el recorrido que hizo el difunto durante muchos años todos los domingo para escuchar la misa.
 
Donald Reid Cabral presidió el Triunvirato, un gobierno, integrado además por Ramón Cáceres Troncoso y  Ramón Tapia Espinal, el cual se instaló en el país, a raíz del derrocamiento del profesor Juan Bosch, en 1963. Reid fue presidente  hasta el 1965.
 
Este gobierno fue derrocado por la revolución constitucionalista. A la hora de su muerte militaba en el Consejo Presidencial Reformista, aliado electoral del PLD.

Recordación

Pared Pérez
Fue hombre de amplia vocación”


“Donald Reid Cabral fue un hombre de una amplia y gran vocación de servicio a la patria; fue un hombre que siempre estuvo preocupado por la solución de los grandes problemas nacionales, y terminó su vida siendo aliado del PLD”.
 
 
Carmen Yapur
“Dios lo tenga  en su gloria”


“La muerte de Donald Reid Cabral ha sido un golpe para mí, yo lo seguí durante muchos años, trabaje política con él, fue un hombre íntegro y con una gran solidaridad hacia los demás, espero que Dios lo tenga en su gloria”. (El Caribe, 23 de julio de 2006)