Centro de la Cultura de Santiago realiza relevantes actividades en el mes de la Danza

Primer Encuentro de Academias de Danza de Santiago

Santiago.- El Centro de la Cultura de Santiago “Srta. Ercilia Pepín”, en el marco de las amplias actividades que realiza la Secretaría de Estado de Cultura, como parte de la celebración del Mes de la Danza, presentó el Primer Encuentro de Academias de Danza de Santiago, con la participación de las principales escuelas de danza de la ciudad.

En la actual gestión, la danza ha merecido especial atención, con énfasis en el fortalecimiento de los cursos y talleres dirigidos hacia las niñas, se han reestablecido las funciones, las audiciones regulares y se han remozado las salas y los espacios destinados a la práctica de la danza clásica.

Manuel Llibre Otero, Director General del Centro, valora como muy positivos los resultados obtenidos, no sólo por el grán número de estudiantes de ballet clásico que tiene el Dapartamento Académico de dicho centro, sino por la gran confianza de artistas, profesores, padres y alumnos, depositada en la institución para contribuir al desarrollo de la danza en la ciudad.

El Primer Encuentro de Academias de Danza de Santiago, contó con la participación de una decena de representantes de los distintos centros académicos dedicados a la danza en la ciudad de Santiago, entre los cuales se destacan la Academia de Danzas Isadora, el Ballet Clásico Santiago, el Ballet Contémpora, el Ballet Studio y el Instituto de Cultura y Arte. Participaron además como invitados especiales, la destacada bailarina María del Carmen Rodríguez y los grupos de danza del Centro de la Cultura de Santiago, representados por el Ballet Folklórico y el Grupo de Danza Clásica.

Designan Salón de Ballet del CCS con el nombre de Armando Villamil

Con el acto de develizamiento de un óleo de la figura del profesor Armando Villamil y de una pequeña tarja, quedó formalmente designado con el nombre de “Sala de Ballet Clásico Armando Villamil”, el principal salón para la práctica de la danza en el Centro de la Cultura de Santiago.

Motivada por la importante trayectoria que desarrolló el profesor panameño Armando Villamil, en beneficio de la enseñanza y difusión de la danza en la ciudad de Santiago, la presente Dirección del Centro de la Cultura de Santiago, decidió honrar de esta forma la figura este reconocido y admirado maestro del ballet clásico, quien dedicó una gran parte de su vida a profesionalizar a los artistas de la danza en nuestra ciudad.

El maestro Armando Villamil, nacido el 30 de enero de 1941, entregó su vida al Creador el 5 de julio de 2000. Hijo de José Cástulo Villamil y Fidelina Santos, el maestroVillamil inició sus estudios con Gladis Pontón en Panamá y luego continuó en México con los maestros Sergei Unger y Felipe Segura. También tomó clases con Ana Luzmila en la Escuela Nacional de Danza.

Luego estudió en el Ballet de la Universidad de Chile.  Su primera maestra de danzas fue Nitzia Cucalón de Martin.  Obtiene una beca y se va para la Unión Soviética a estudiar en el Instituto Teatral Musical con Alexy Lapuri, Raiza Struskova y Simionava Privulov. Es becado por la Fundación Harkness de Nueva York, E. U. para realizar estudios superiores en la Southern Methodist University de Dallas, Texas, con el afamado maestro Nikita Talin.

Villamil dirigió y formó bailarines nacionales como internacionales y sus incontables coreografías y trabajos se han visto en Panamá, así como en Centro y Sudamérica. Profesor de la Escuela de Danza de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Panamá y Director del Ballet Folclórico Nacional de Panamá.

A partir del año 1979, pasa a dirigir el Departamento de Danza del Centro de la Cultura de Santiago, donde desarrolló una extensa labor como profesor y coreógrafo, siendo pionero en la formación de los primeros grupos de danza profesionales de la ciudad. Definitivamente, el maestro Villamil fue un ser muy privilegiado, pues recibió del Supremo Dios muchos dones, los cuales supo utilizar y transmitir a otros.

Al homenaje asistieron directores y representantes de las principales escuelas de danza de la ciudad, así como antiguos alumnos y alumnas del profesor Villamil. El Centro de la Cultura de Santiago se siente altamente honrado con este homenaje que hace justicia a quien verdaderamente se reconoce como el padre de la danza clásica en Santiago.