La segunda sala de la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación del Distrito Nacional confirmó en todas sus partes la resolución número 160-05 del Indotel, en rechazo a la demanda interpuesta por TCN Dominicana

SANTO DOMINGO.- La segunda sala de la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación del Distrito Nacional confirmó en todas sus partes la resolución número 160-05 del Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel), en rechazo a la demanda interpuesta por TCN Dominicana, S.A. que consideró inconstitucional el nuevo reglamento para el servicio de difusión por cable en el país.

Asimismo, el tribunal  declaró nula y sin ningún valor o efecto jurídico, la citación que hiciera TCN Dominicana contra el consejo directivo del Indotel.

La decisión está contenida en la sentencia número 486 del citado tribunal, integrado por los magistrados Hermógenes Acosta de los Santos, juez presidente; Eunicis Vásquez Acosta, Samuel Arias Arzeno y Justiniano Montero Montero. 

TCN Dominicana había demandado ante los tribunales la suspensión de la resolución 160-05 que emitió Indotel el 18 de noviembre del 2005 para establecer el nuevo reglamento para el servicio de difusión por cable, que permite conectar con sólo el pago del costo de operación, los canales locales de VHF y UHF.

A partir de la citada normativa las empresas de cable deberán suministrar sus servicios de transmisión a favor de los canales VHF y UHF con sólo el pago del costo, además de  reservar el 30 por ciento de la capacidad de transmisión de estas empresas para esos canales, entre otras reglamentaciones.

La demanda contra esta medida fue rechazada por los representantes legales del Indotel, precisando que “el acto administrativo que TCN pretende sea suspendido, sobre la base de una acción directa de inconstitucionalidad por ante la Suprema Corte de Justicia, acción ésta que en la especie aparenta ser el fondo o lo principal; no puede ser objeto de suspensión alguna, conforme criterio de la propia Suprema Corte de Justicia”.

La empresa TCN Dominicana estuvo representada en el juicio por su vicepresidenta de Relaciones Institucionales, Desirée Logroño, y los abogados Fernando Langa Ferreira,  Antonio A. Langa, Juan Ortiz Camacho, Tomás A. Franjul, José Tavares e Hidalga de Castro Martínez; mientras que el Indotel tuvo a su director ejecutivo, licenciado José Alfredo Rizek, y los abogados Reynaldo Ramos Morel y Olivo A. Rodríguez Huertas.

Los abogados del Indotel reclamaron que el tribunal rechace la demanda en referimiento interpuesta por TCN, por no haber demostrado ni mucho menos probado que en la especie exista urgencia, ni que el acto administrativo cuya suspensión solicita con el objeto de evadir su obligatorio cumplimiento, en su calidad de concesionaria de un servicio publico, sea de naturaleza a causarle un daño inminente o que el acto administrativo en sí, constituye una turbación manifiestamente ilícita”.

Demandaron también confirmar en todas sus partes la medida regulatoria emitida por el consejo directivo del Indotel y que se rechace la demanda, en razón de que la resolución numero 160-05 fue adoptada por el consejo directivo en el ejercicio normal de las facultades que como órgano regulador de las telecomunicaciones, le confiere la ley 153-98 que regula la materia.

 En sus alegatos, TCN Dominicana, S. A. sostuvo que la resolución del Indotel iría en detrimento de las empresas concesionarias de televisión por cable, acarreando nefastos perjuicios económicos, lo que no pudo demostrar en el juicio.

 Indicó que al Indotel conminar a suministrar sus servicios de transmisión por cable a favor de los canales VHF y UHF sin derecho a facturar remuneración alguna (sólo costo) y adicionalmente les obliga a reservar el 30% de su capacidad de transmisión en beneficio de esos canales hace el negocio insostenible”.

 Alegó, además, que la ejecución de la citada resolución traería como consecuencia “daños irreparables” a las empresas de cable; pero este reclamo no pudo ser comprobado en el tribunal, y según los abogados del Indotel, eso tenía como objetivo evadir el obligatorio cumplimiento de la medida regulatoria.

 Precisó la defensa del órgano regulador que la medida ha sido aplicada en otros países, sin que las prestatarias de servicios de televisión por cable quebraran, como alegó aquí TCN Dominicana.