Por Félix Jacinto Bretón

"Con los pobres de la tierra/quiero yo mi suerte echar/el arroyo de la sierra/ me complace más que el mar". Estos versos de José Marti es probable que Juan Antonio Espinal, Josián para familiares y amigos, nunca los conociera. Imagínense, un hombre de campo adentro que apenas tuvo oportunidad para llegar al tercer curso de la primaria ¿qué acceso a Marti podía tener? ¡Mucho menos en aquellos años!

Pero resulta curioso que literalmente Juan Antonio siguiera "a pies juntillas" el pensamiento del Apóstol pues -podríamos decir- que ha echado su suerte con los pobres del país, y ha demostrado que el mar no le complace tanto como la hermosa campiña dominicana.

Josián es nativo de El Guanal, Santiago Rodríguez, donde nació el 8 de enero de 1935. Nunca ha querido salir de allí pese a que oportunidades no les han faltado. En esa comunidad se casó con Doña Teresa de Jesús Pérez Domínguez, con la cual procreó a Juan Antonio (Pellín), Dionisio de Jesús, Luis Maria, Ana Dolores (Loly), Francisco Javier, Maria Teresa y Carmen Teresa, formando una maravillosa familia.

El lunes de esta semana, después de haber participado en el panel "Cuba por dentro" en el Canal 10 de Santiago Rodríguez -de las manos de los periodistas Raymundo Infante y de Yacquelyn Castillo- llegamos a la vivienda de Juan Antonio. En esta visita nos acompañaron Claudio Távarez Belliard y otros dos jóvenes sabaneteros cuyos nombres no recuerdo, aunque uno de ellos era un destacado deportista de la zona.

Quiero que sepan que Josián, en estos momentos, es uno de los decimeros más conocidos que tiene Sabaneta y diría que todo el Noroeste. Lo defino como un Juan Antonio Alíx moderno. O tal vez un Narcisazo. Hay un libro con parte de sus composiciones, "El olor de mi campiña", y también circula un CD grabado.

Sucede que Manuel Jiménez, quien conoce a este cantor popular, le puso música a algunas de sus décimas y las convirtió en pegajosas canciones utilizando, además de la suya, las voces de nuestra querida Sonia Silvestre, Roldán Mármol y una exquisita vocalista sabanetera llamada Josefina Torres.

Destacados intelectuales han valorado la obra de Josián. Por ejemplo Sergio Reyes II escribió de él: Constituye en el presente uno de los exponentes más preclaros, honestos y auténticos de la cultura campesina dominicana y, en ese tenor, se erige como una reserva del folklore, las costumbres, las actitudes y el comportamiento de los habitantes de la Línea Noroeste y de San Ignacio de Sabaneta, en particular.

En cambio Pedro Carreras Aguilera ha dicho: Josián es la mayor expresión de la poética popular noroestana. Cada espinela es un pedazo de la radiografía del pueblo llano y sencillo. Su lira representa a esa inmensa franja social que no tiene voz, ni espacio para denunciar, para exigir, para gemir.

Actualmente el decimero está postrado debido a problemas cardiovasculares. Le resulta un poco difícil articular palabras aunque oye, ve y entiende perfectamente. Ojala Dios ponga sobre él sus manos prodigiosas y le devuelva la salud total. Este sabado volveré donde Josián a entregarle una placa.

Al final hago mías las palabras de Reyes II: Qué viva por siempre esta gloria del arte popular dominicano y que siga cantándole a la campiña, provocando aletear de mariposas y esperanzas de redención en los pechos de los pobres y oprimidos ¡Seguimos en combate!

*El autor es periodista, miembro del SNTP y CDP