Desde Sabaneta, me escribe Carlos Valerio. Lean ahí: "Apreciado Leo: Tus comentarios, a veces punzantes e irónicos, cargados de información privilegiada, sirven en mucho para alimentar el conocimiento de quienes queremos saber lo que ocurre tras bastidores, más allá de las noticias tradicionales que leemos en los diarios y en medios digitales, vemos en la televisión o escuchamos en la radio. Siento que tu estilo de comunicar cosas es una expresión viva de ti mismo, del periodista acucioso que hay en ti, del que ejerce el oficio ?como haz dicho- por vocación y convicción. Recibe por ello mis congratulaciones y exhortación de que sigas así, no te mercurialices, como lamentablemente se ve que está ocurriendo con muchos de tus colegas. Percibo, eso sí, en varios de tus más recientes comentarios, cierta gran preocupación ?como la tenemos muchos- por el rumbo que están tomando nuestra institucionalidad y la democracia misma. El irrespeto a los códigos implícitos que han establecido la sana convivencia y las buenas costumbres, junto a la arrogancia que se hace dueña del proceder de muchos de los que accesan al ejercicio del poder, son cosas del pan nuestro de cada día, amén de la existencia de tantos profetas hipócritas, algunos de verbo florido y lúcida exposición mediática, que son de las causas que hacen tanto, tanto, pero tanto daño al desarrollo de una verdadera y real sociedad democrática, pluralista y que pudiera ser ejemplo. Más que libertad hay quienes lo que prefieren es libertinaje, más que democracia esos mismos personajes lo que quieren es el desorden, la ingobernabilidad. Es por esa, entre otras razones, que hay tantas bocinas mediáticas, que no solo responden a directrices gubernamentales, haciendo gala del uso del insulto, la diatriba y el lenguaje soez en procura de descalificar personas y situaciones. ¡Qué pena!. Ojalá se abran e iluminen otros caminos para el debate público, siempre y cuando quien(es) tiene(n) que hacer prevalecer la decencia ejerza(n) su derecho y cumpla(n) con su deber". Sin comentarios...

pipigua@gmail.com