Manuel Díaz Aponte

Sin Fútbol, ¿habrá paraíso?, aunque la fiesta termina siempre queda la sensación de esperar el próximo mundial que tendrá de sede Qatar, en el Medio Oriente, considerado el país más rico del planeta.

Este Mundial de Fútbol Rusia 2018 ha sido uno de los más exitosos de los efectuados hasta el momento, reconocieron directivos de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), entidad que cargará con los mayores volúmenes de los beneficios.

El suizo Gianni Infantino, actual presidente de la FIFA fue categórico al plantear que Rusia "ha sido el mejor Mundial de la historia".

El primer evento de esta categoría organizado por la FIFA ocurrió en 1930 en Uruguay, Montevideo, donde el conjunto local obtuvo la Copa frente a la Argentina 4-2.

La crisis política en que vivía Europa para esa época (Primera Guerra Mundial 1914-1919) impidió la participación de la mayoría de los países de Europa, excepto Francia; Bélgica, Rumania y Yugoslavia.

El Continente Americano estuvo representado por Brasil; México, Estados Unidos, Bolivia, Perú, Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay.

Los ingresos de Rusia por organizar el Mundial de Fútbol 2018 permitirán recuperar tan solo una décima parte de los gastos, en tanto que la FIFA se embolsará un monto récord de 6.400 millones de dólares, dice el diario ruso RBC Daily.

Lo cierto es que el ganador de esta Copa Mundial de Fútbol será un equipo representante del viejo Continente, es decir, entre Francia y Croacia. ¿Cuál es de los dos?

Las ganancias potenciales de la FIFA fueron calculadas por la empresa analista Swiss Appraisal, con un margen de error de un 10 por ciento, a partir de la estructura de los ingresos generados por los mundiales anteriores, y corresponden a la Copa Confederaciones 2017 y al Mundial Rusia 2018.

El grueso de los embolsos proviene de los derechos televisivos, aportes de los patrocinadores, licencias de uso del logo en las mercancías, venta de entradas y licencias a los hoteles.

El país anfitrión, que asume todos los gastos en la preparación del evento, se queda solo con una parte de los ingresos por la venta de entradas. El resto se destina a la FIFA.

La facturación total por la venta de entradas a los 64 partidos del Mundial en Rusia alcanzará 782 millones de dólares, y la mayor parte de ese dinero será para el país anfitrión, como fue el caso de Brasil que recibió de la FIFA 453 de los 523 millones de dólares correspondientes a la venta de entradas, según Swiss Appraisal, evaluadora de eventos globales.

Evento Lucrativo

En agosto de 2014, los gastos de Rusia en los preparativos de la Copa se estimaban en 16.800 millones de dólares, por encima de los 13.600 millones para Brasil 2014.

La televisión ha sido uno de sus grandes aliados en el éxito alcanzado ya que su vistosidad y encanto atraen a millones de espectadores alrededor del mundo.

Nadie duda de que se trate de uno los eventos deportivos más populares y de mayor colorido del planeta y junto a las Olimpiadas son los más extensos en días de competencia. Un verdadero espectáculo que genera millones de dólares en apuestas y consumo.

Una maquinaria creativa donde la imaginación sobresale con el diseño de la mascota que identifica la competencia olímpica, y del otro lado en cuanto a al mundial de fútbol, organizado por la poderosísima Federación Internacional de Fútbol (FIFA) dispone un tema musicalizado que identifica oficialmente cada nueva edición con el logo de esta entidad.

Los Juegos Olímpicos se extienden entre 15 a 17 días de competencias diarias en diversas disciplinas, en tanto, que el Mundial de Fútbol casi un mes en el proceso de clasificaciones, series semifinal y final.

Cada cuatro años los seguidores del Fútbol esperan con ansiedad la realización de esta competencia en la que cada uno de los equipos participantes busca conquistar la anhelada copa para cruzar la línea de la inmortalidad.

En el césped los jugadores entregan gallardamente todas sus energías tratando de que su equipo sea el que obtenga los máximos honores aunque se trate de una hazaña difícil de lograr.

El tránsito entre el espacio extremo del delirio y pasión que experimentan los fanáticos del Fútbol en el mundo es indescriptible y sobre todo, difícil de analizar sociológicamente.

Primeramente se siente la alegría, euforia y entusiasmo cuando nuestro equipo favorito está batallando por alcanzar la codiciada meta de la clasificación en los Octavos de Final; los Cuartos de Final y para pasar al exclusivo y elitista circulo de serie semifinal y final.

¿Es difícil hacer un Gol?

A juzgar por la intensidad de la celebración que genera un gol en un partido de fútbol no hay que ser un mago para comprender qué tal difícil es lograrlo.

Los gestos del jugador que alcanza esa hazaña hablan por sí solo y el poder de la imagen visual nos permite captar en toda su dimensión ese momento.

Por supuesto, los integrantes del conjunto que se corona campeón de la Copa Mundial gozan, gritan, lloran de alegría, se abrazan, se besan y se tiran al césped con toda la energía desplegada a lo largo de un mes de competencia extrema, fatigosa y muy peligrosa.