¿Quién detiene crisis y manipulaciones?

Franklin Almeyda Rancier

El gobierno manipuló irresponsablemente las afecciones de salud creadas por el Covi-19, con el propósito de provocar una abstención electoral que le favorezca. De hecho, las elecciones municipales no tienen el atractivo general que concita el evento electoral presidencial.

Las de ayer tienen una lectura clara y es que hubo una participación con la cual puede verificarse el interés de un amplio sector de la población dispuesta a sacar del poder en mayo a la cúpula partidaria gobernante. Con toda y la manipulación perversa de la cúpula que gobierna, al anunciar medidas de prevención a ser aplicadas el lunes, pero ese anuncio hacerlo antes de las elecciones, la población ha respondido civilizadamente.

Estos resultados siguen anunciando el desplome del partido de gobierno. Hacen saber también que para los comicios presidenciales a celebrarse en mayo, habrá competencia entre tres fuerzas principales, lo que hace posible pronosticar una segunda vuelta.

Sectores económicos, antes de llegarnos la pandemia del Covi-19, le recrearon al PRM y su candidato, con encuestas y una batería publicitaria, de que se iría en primera vuelta. El propósito fue facilitar una negociación política para que aceptara ser acompañado por un candidato vicepresidencial específico "para consolidar ese posicionamiento".

Subirle casi 10 puntos (de un poco más de 40 a un poco más de 50), sin merecerlo, el propósito de esos sectores económicos era ablandar. Pero querían demasiado; pidieron el Banco Central, la Superintendencia de Valores, el Ministerio de Economía y Planificación y la Cancillería.

La reacción del PRM fue diferente a lo que esperaban. Desestimó a ese vice y buscaron una vice ligada a la PUCMM. El PRM creyéndose ganado hizo igual que el PRD en 1978.

El entonces Presidente electo por el PRD, don Antonio Guzmán, colocó junto a él a su inteligente y académica hija, Sonia Guzmán y su esposo, y con ellos al economista padre Alemán; además, a monseñor Agripino Núñez Collado. Es decir, al Rector y a una plantilla académica importante de la PUCMM.

Se le atribuye a esa plantilla en el gobierno, la ausencia por impedimento de entrar al Palacio del Dr. Peña Gómez, por tanto, al PRD.

Ha ocurrido esta vez, que el PRM y su candidato han sido aconsejados para jugar a "estar con Dios y con el Diablo". Ha estado unas veces con la oposición y otras veces cercanos, como ahora, al gobierno.

Cuando Leonel Fernández salió del PLD no perdió tiempo y se lanzó a construir la FP y a unificar a la oposición. Lo logró y en todos los sectores se repiten sus expresiones, fruto de las posiciones planteadas: "la Constitución no se toca", "no a la reelección", "e?pa?fuera que van", "la cúpula partidaria se va".

Ahora vamos a competir por la candidatura presidencial; se aprecia con claridad que habrá segunda vuelta entre los dos candidatos principales de la oposición.

La capacidad y experiencia demostrada por Leonel Fernández para el manejo de crisis, colocan al país en un camino seguro. Se anuncia una recesión económica mundial como consecuencia del coronavirus; ocurre en el momento que la economía dominicana está saturada de deudas y en riesgos.

Suben todos los precios y el dólar, el turismo recesa; se parece a lo que dejó Hipólito en 2004. Pero, es bíblico ¡todo obra para bien!