Diariodominicano.com

Excepcional oportunidad: elecciones en tiempo de Covid-19

Franklin Almeyda Rancier

El país tiene una excelente oportunidad al celebrar los comicios el 5 de julio. Será un evento electoral en tiempo de COVID-19. Más de cuarenta países han suspendido los suyos a la espera de que la curva de crecimiento baje. El propósito de la OMS y OPS de crear fases a partir de que la curva ceda, es para que los países puedan continuar sus actividades con medidas sugeridas de seguridad sanitaria.

Los entendidos aseguran que el virus permanecerá entre los seres humanos por un buen tiempo, hasta que la ciencia pueda crear los medicamentos para prevenir su contagio y para curar la enfermedad. Por lo que de momento sólo se disponen de las medidas de distanciamientos físico y social y el uso de mascarillas, guantes y desinfectantes.

Esta crisis sanitaria se ha presentado en el momento en que el país tiene, por mandato constitucional, cambio de autoridades en los cargos de elección popular al Congreso y a la presidencia de la República. Éstos terminan el 16 de agosto y para esa fecha se deben haber elegido nuevas autoridades.

Estos comicios del 5 de julio son muy importantes para el país, por las razones expresadas, y llamarán la atención a los países que aún no habrán celebrado las suyas en esa fecha y al resto del mundo para ver "cómo lo hicimos".

"El cómo lo hicimos" es porque un montaje sanitario-electoral, no es simplemente electoral. Eso significa que la JCE, árbitro y gestora del proceso, y los partidos, proponentes de candidatos, deben propiciar un gran consenso sobre las combinaciones de medidas sanitarias con el proceso electoral.

Las entidades sanitarias, Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y especialistas en epidemiología y sobre COVID-19, son quienes recomiendan distanciamiento, uso de protección física y desinfectantes para evitar contagios.

Si se tienen esas y otras recomendaciones, lo propio es aplicarlas aún a sabiendas de que el presupuesto de la JCE se incrementará. Pero se hace necesario ese incremento presupuestal porque de lo contrario sería crear una crisis política encima de tres crisis en marcha, como son la crisis sanitaria, crisis económica y crisis social de desempleo y precariedades de vida.

Celebrarlas descuidadamente sería un tollo que agravaría las tres crisis y no realizarlas sería crear una cuarta crisis; una crisis política sobre las tres crisis indicadas. En cambio, poner todo el cuidado y saber lo que se tiene por delante, que es un reto para convertir los comicios en un éxito tan relevante, como que el país realice el cambio de autoridades electas, el mundo presenciará, a su vez, una República Dominicana que se sabe manejar en tiempo de Covid-19 de manera ejemplar y como referente.

La Fuerza del Pueblo y aliados han presentado una propuesta muy completa a la discusión y aprobación de la JCE. Se consideran recomendaciones de los organismos mencionados y de IFES, OEA y otros. Fue depositada y explicada ante el Pleno de la JCE. Ahora a la JCE se le presenta una gran oportunidad, pero la tiene también el Presidente Medina. La JCE con mucha apertura hacer un montaje eficiente y el Presidente ofreciéndole el apoyo presupuestal. Ante el mundo el éxito será para ambos y el país.