CARACAS, 12 ene (Xinhua) -- Venezuela se prepara para celebrar este año unos comicios presidenciales bajo circunstancias atípicas, debido a que se desarrollarán en medio de una grave crisis política, económica y social que inició en 2014, afirmó el analista Miguel Contreras.

Con escasez de alimentos y medicinas, una alta inflación de tres dígitos y una presión internacional caracterizada por sanciones jurídicas y económicas de Estados Unidos, el gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, buscará relegitimarse en el poder por un nuevo período de seis años.

Sin embargo, la oposición agrupada en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) buscará poner fin a una gestión izquierdista que inició con la llegada al poder del fallecido presidente Hugo Chávez en 1999.

En entrevista con Xinhua, Contreras afirmó que este proceso electoral se desarrollará en medio de una "crisis de las formas de representación política", que se manifiesta "en la desconfianza de los propios actores (políticos) acerca de las instituciones" garantes de la competencia política.

"La crisis de la representación es una crisis que tiene un doble sentido, es decir, es una crisis tanto a lo interno del gobierno como a lo interno de la oposición. Se expresa de esa forma", sostuvo el profesor de la Escuela de Sociología del Departamento de Teoría Social.

Sobre la fecha de las elecciones, aún no anunciada, el experto recordó que "si fuera en términos constitucionales, si estuviéramos hablando del vencimiento del período del presidente Nicolás Maduro, estaríamos hablando de (que se efectuarían en) diciembre de 2018".

El artículo 230 de la Constitución venezolana establece que "el período presidencial es de seis años", por lo cual se espera que los venezolanos sean convocados a votar a finales de este 2018.

Sin embargo, el catedrático dijo que ello depende de las "condiciones políticas en las cuales nos encontramos".

"El no tener fecha significa que cada actor (político) está midiendo cuál es el momento propicio para, de acuerdo a las condiciones que manejan, hacer la elección", consideró Contreras.

El analista afirmó que estas elecciones están en un "punto completamente novedoso" tras considerar "las condiciones políticas, sociales y económicas" que atraviesa la nación suramericana, pues sectores adversos pueden trabajar en campañas de "rechazo".

En este contexto, según el sociólogo, se "puede construir un candidato completamente distinto y favorecer a un candidato independientemente del signo ideológico y político" que tenga.

La situación actual "podría favorecer una candidatura que llamamos de 'tercer excluido', es decir, un candidato que todavía no tiene rostro, pero que podría capitalizar y condensar el descontento social, político y económico del país", sostuvo.

"Yo creo que podría salir ese tercer candidato. No diría yo que está surgiendo porque tendría que dar como el rostro de alguien, pero podría decir que hay suficientes elementos empíricos para decir que el 'tercer excluido' es la estrategia, es decir, que no es la oposición ni el gobierno", subrayó.

Pero mientras que el analista observa con incertidumbre lo que ocurre en Venezuela, el gobierno y la oposición se reúnen nuevamente este viernes en República Dominicana para lograr un "acuerdo definitivo" que permita una solución política para este país.

Durante su alocución el pasado jueves, el presidente Maduro dijo que espera surjan consensos de "garantías plenas para la realización de elecciones presidenciales" correspondientes para este 2018.

El gobierno pide el cese de las sanciones estadounidenses y la oposición exige la renovación de las autoridades del Consejo Nacional Electoral (CNE) que acusan de favorecer a Maduro. Fin