Carolina del Norte: Republicanos buscan frenar cambio a voto

Associated Press

ARCHIVO - En esta fotografía de archivo del jueves 3 de septiembre de 2020, cajas vacías están listas para ser utilizadas en la Junta Electoral del condado Wake mientras empleados preparan las papeletas para quienes votarán por correo en las próximas elecciones, en Raleigh, Carolina del Norte. (AP Foto/Gerry Broome, Archivo)

RALEIGH, Carolina del Norte, EE.UU. (AP)- El comité de campaña de Donald Trump y el Comité Nacional Republicano presentaron el sábado una demanda para impedir que funcionarios electorales de Carolina del Norte apliquen un cambio de normas que podría incrementar el número de papeletas contadas en el estado, donde ningún partido tiene asegurado el triunfo en los próximos comicios presidenciales.

Los republicanos afirman en su demanda que un nuevo sistema aprobado por la Junta Electoral del estado permitirá la emisión del voto por correo en una fecha posterior sin la debida verificación de testigos, "lo cual invita al fraude, la coacción, el robo y, en su defecto, al sufragio ilegítimo".

ADVERTISEMENT

La junta electoral del estado emitió el martes una nueva directriz que permite corregir las papeletas enviadas por correo con información deficiente sin obligar al elector a llenar una nueva papeleta en blanco para los comicios generales de noviembre.

El cambio implica que los electores que voten por correo sin facilitar en su sobre la información completa del testigo que vio cuando llenaron la papeleta no tendrán que completar una nueva papeleta ni buscar otro testigo. El elector simplemente deberá entregar una declaración jurada en la que confirme que llenó la papeleta original.

Carolina del Norte es uno de ocho estados en los que es necesario que los votos por correo vayan acompañados del aval de un testigo o un notario público, según el Centro Brenan pro Justicia.

Los republicanos aseguran en su demanda federal que la junta electoral del estado hizo un "acuerdo encubierto" partidista que socava "la estructura equilibrada y cuidadosamente considerada de las leyes electorales". En la demanda se afirma que la directriz de la junta usurpa una ley según la cual una papeleta sólo podrá ser aceptada si lleva la firma del testigo.

"Aunque se dice que permitirá mayor acceso al electorado en la actual pandemia ?un objetivo ya abordado en los últimos meses por la Asamblea General_, la secuela real es que socava las protecciones que ayudan a garantizar que las próximas elecciones no sólo estén protegidas y sean accesibles, sino que sean seguras, justas y creíbles", según la demanda.