POR TEÓFILO LAPPOT ROBLES

Municipio San Rafael de Yuma

San Rafael de Yuma es un municipio cuyo nombre surge al combinar el de un patrón cristiano muy hagiografiado y el de un jefe taíno que vivió antes de la llegada aquí de los conquistadores españoles.

Ese territorio forma parte de la provincia La Altagracia. El origen del primer caserío se remonta al tramo final del siglo XIX.

En la actualidad es gran productor de ganado vacuno, habichuela, maíz, yuca y principalmente hortalizas y frutas para abastecer a los hoteles de Punta Cana, Bávaro y Bayahíbe. Al verificar las estadísticas agrarias de la segunda mitad del siglo anterior se comprueba que fue una de las zonas del país donde más se producía maní, muy utilizado para la producción de aceite de consumo humano.

Fue elevado a la condición de municipio el 11 de agosto de 1961, siendo una de las primeras poblaciones en obtener dicha condición, luego del descabezamiento de la tiranía trujillista.1

El Congreso Nacional, al momento de tomar la referida decisión, realizó las ponderaciones correspondientes para convertir a San Rafael de Yuma en municipio.

El Noveno Censo de Población y Vivienda del 2010 arrojó que ese municipio tenía unos 22 mil habitantes, distribuidos casi en partes iguales entre la demarcación urbana y el área rural.2

Su masa territorial es de 1448.77 kilómetros cuadrados, lo cual hace que ese municipio sea más grande que varias naciones isleñas juntas, de las que forman el arco del Caribe Oriental.

Los creyentes católicos de San Rafael de Yuma tienen dos patrones: San Rafael y Nuestra Señora del Carmen, a los cuales les rinden especial pleitesía en sendas fechas de cada año.

Antes de ser declarado municipio tuvo un párroco católico famoso. Fue el célebre sacerdote Luis Gómez Gómez, incardinado en la iglesia de allí el 19 de septiembre de 1956.Este cura ejemplar fue víctima de ataques y atentados del régimen de entonces, por sus posiciones contrarias a la tiranía. Lo acompañaron en su misión cristiana, a título de vicarios cooperadores, los reverendos Leopoldo Carpio y José Enrique Martín Rodríguez.3

En los tiempos precolombinos era tan abundante y buena el agua subterránea (con algunos afloramientos superficiales) que enriquecía el feraz valle de Yuma que el cronista Bartolomé de Las Casas llegó a definirla, en su obra Apologética Historia Sumaria, como "...la más dulce, delgada, fresca y fría y la más sabrosa que podía ser vista."

Por la composición del suelo de gran parte de esa zona se deduce que el padre Las Casas se refería a manantiales y aljibes que entonces no habían sido penetrados por el agua marina, entre los que deben mencionarse La Gran Chorra, Padre Nuestro, la Tortuga, Aleta y otros que la naturaleza dispersó en todo el suroeste de la provincia La Altagracia, incluyendo en el corazón del ahora Parque Nacional del Este, también conocido como Cotubanamá, en recuerdo de ese legendario cacique indígena.

El mencionado narrador colonial se extendía más en sus observaciones, con algún sedimento de su reconocido gusto por el uso de la hipérbole, sobre la jurisdicción en que está enclavado el Municipio San Rafael de Yuma: "esta tierra es de tanta virtud y fertilidad que las cosas que en ella se siembran de las labranzas de los indios (porque son plantas de donde nacen las raíces de que hacen su pan), que si echan en las otras tierras o partes desta isla las dichas raíces tan gruesas como la pierna o el brazo, se hacen allí tan gruesas cuando es todo el hoyo, y son tan gruesas que partidas por medio tiene un indio que llevar acuestas la mitad, no chica carga."4

Según la tradición oral, que se ha mantenido sin mengua desde hace más de cien años, San Rafael se le puso a partir de que unos cazadores de cerdos cimarrones descubrieron en el interior de una de las muchas cuevas que existen en esa demarcación una pintura rupestre que a su decir se les pareció a San Rafael, aunque los indígenas que en el lugar vivieron no habían tenido contacto con el santoral católico. El topónimo Yuma le antecedió en el tiempo.

Disponiendo de diferentes fuentes sobre la geografía nacional, un acucioso dominicano exiliado en Cuba desde su adolescencia dejó para la posteridad, a principios del siglo pasado, esta descripción sobre Yuma:

"Bahía formada entre punta Cuabita y cabo Falso, tiene buenos fondeaderos, aunque expuestos a los vientos el Sur. En el fondo de la bahía desemboca el caudaloso río Yuma...En el lugar llamado La Playita, casi a barlovento de la punta del río, hay un fondeadero bastante bueno aunque pequeño; entre cabo Falso y Punta Yuma, hay otro fondeadero bueno..."5

En esa comunidad nacieron dos ilustres figuras dominicanas:

1-Andrea Evangelina Rodríguez Perozo, fue conocida en los últimos años de su vida como La Peregrina del Este. Era hija de una yumera y un higüeyano y nieta de un sanjuanero y un venezolano. Fue bautizada el 13 de enero de 1880, en la iglesia San Dionisio de la ciudad de Higüey, donde dicen que nació y luego llevada a Yuma. Educadora, narradora y poetisa. Fue la primera mujer médico del país, especializándose en Francia en pediatría, obstetricia y ginecología.

En los primeros días de este mes se presentó en el Teatro Nacional una obra de dramaturgia de la escritora Chichi Vicioso basada en la vida de Andrea Evangelina Rodríguez Perozo.

Sobre ella se han escrito varios ensayos, obras teatrales, tesis de grado, poemas, descripciones narrativas y se han proyectado documentales.

Su vida fue brillante, pero llena de tormentos, con un dramático final, cuyos pormenores están ampliamente descritos en una impactante biografía que de ella hizo el eminente siquiatra petromacorisano Antonio Zaglul.6

2-Ramón Marrero Aristy. Vio por primera vez la luz en San Rafael de Yuma, el 14 de junio de 1912. Fue periodista, novelista, historiador y político. Su genio vivaz quedó atrapado en la telaraña de la dictadura trujillista, de la que finalmente fue víctima, a pesar de haberle brindado sus servicios como funcionario con rango de Ministro. Su primera obra fue Balsié. También escribió cuentos, narraciones costumbristas, pero la obra con la cual dejó su nombre grabado con grandes letras en la literatura dominicana fue su novela realista titulada Over, una auténtica radiografía de los avatares de los obreros agrícolas de los bateyes cañeros del país.

Las cuevas de San Rafael de Yuma

Dentro del territorio del Municipio San Rafael de Yuma, concretamente en el área del Parque Nacional del Este, existen muchas cuevas, casi todas con un componente antropológico de gran interés, y con múltiples manifestaciones de la vida de los taínos. En más de diez de ellas se han encontrado pruebas de las aptitudes artísticas de los indígenas.

La cueva mayor, nombrada José María, fue descubierta de manera fortuita en el año 1979 por los espeleólogos dominicanos Abelardo Jiménez y Dato Pagán, quienes en compañía de guías y mochileros andaban explorando otras cavidades que sí estaban previamente ubicadas.

En un ensayo de antología el gran cronista de la naturaleza dominicana del siglo XX Félix Servio Ducoudray definió esa gigantesca caverna como "la Capilla Sixtina del arte rupestre de todas las Antillas, menores y mayores."

Luego de referirse al pasillo de entrada de la gruta José María, con señales de la presencia humana que muchos siglos atrás hubo en la misma, así como relatar el avistamiento en un recodo de su techo de la litografía de un ave de alto vuelo marino y ciertos aspectos antropomorfos, el referido narrador describe su interior así:

"salón de bóveda redonda y pared circular que se llenó de figuras grandes en panel corrido, de línea negra y gorda, con plantas, arqueros y animales de caza y rostros y soles y flores y símbolos cuya lectura no llega todavía y que, sumadas en total, pasan de mil."7

Un arqueólogo y geógrafo español, que realizó investigaciones sobre la cultura taína, puntualizó en una interesante obra con patrocinio nacional e internacional lo siguiente:

"La cueva de José María es sin duda el centro ritual más importante de la cultura taína descubierto hasta el momento. Más de 1,200 pinturas reposan en sus paredes dormidas desde hace siglos. En esta caverna podemos observar con detalle todas las características de la pintura taína...en la cueva trabajaron varios pintores a lo largo de su existencia como centro ceremonial.8

Litoral marino de San Rafael de Yuma

Los comienzos de la Bahía de Yuma están marcados por un largo y alto acantilado que parte desde el Cabo San Rafael y Punta Cuevita, con decenas de cuevas ribereñas hacia las cuales penetran borbollones de agua marina.

La orografía del lado Este de ese municipio obstaculiza que converjan por allí los elementos naturales que permiten la formación de playas. Por eso son escasas.

La conocida como La Playita o playa Blanca está relativamente cerca del núcleo urbano de Boca de Yuma, pero para acceder a ella los visitantes tienen que montarse en pequeños botes o yolas.

Al incursionar y estudiar esa franja del territorio nacional, un conocedor minucioso de las costas dominicanas escribió algo que merece citarse en esta crónica:

"El poblado de Boca de Yuma tiene sus encantos...El litoral rocoso y filoso bordea el poblado. Pasa por La Isleta y llega al Sumidero, un balneario con un cerco de acantilados que lo separan visualmente del mar abierto."9

Juan Ponce de León, desde Yuma a Puerto Rico

Juan Ponce de León, el feroz conquistador y colonizador español, fue uno de los responsables de las recurrentes matanzas de que fueron víctimas miles de taínos que vivían en el Cacicazgo de Higüey, el último en ser exterminado por los españoles en la isla entonces llamada La Española. Actuó en su sanguinaria misión bajo la jefatura del gobernador Nicolás de Ovando.

Los registros históricos de la colonización de la América situada al sur del Río Bravo recogen que Ponce de León partió desde el territorio de San Rafael de Yuma con una expedición armada para conquistar a sangre y fuego la vecina isla de Puerto Rico. Cientos de crónicas se han publicado con relación a ese hecho.

El historiador boricua Eugenio Fernández Méndez, en su obra Historia Cultural de Puerto Rico, al describir lo que él define como el primer ciclo de la historia de su país, señala que se inició: "cuando el Adelantado Juan Ponce de León planificó y organizó la empresa de conquista de Puerto Rico en la Española, con el consentimiento y la realización previa de unas Capitulaciones con Fray Nicolás de Ovando....y pasó a la Isla iniciando la conquista y la colonización en 1508..."10

El catedrático de la Universidad de Puerto Rico, en el Recinto de Humacao, José Manuel García Leduc, describe por su parte lo que produjo la salida de Ponce de León desde su casoplón de Yuma: "La Española sirvió como base operacional para la conquista de Puerto Rico. Allí fue donde se planificó y organizó; se reunieron los recursos humanos y materiales para su realización; y se acordaron las capitulaciones entre el Adelantado o capitán de la empresa (Juan Ponce de León) y el representante de la Corona española (Fray Nicolás de Ovando) que autorizó...Ponce de León se distinguió como el conquistador de Higüey-la región oriental de la Española que mira hacia Puerto Rico-..."11

Al analizar la hoja de vida de Juan Ponce de León uno piensa que probablemente fue en su palacete edificado en la campiña de San Rafael de Yuma donde ese general castellanoleonés comenzó a orquestar su quijotesco proyecto de encontrar el elixir de la eterna juventud; idea que lo llevó desde Puerto Rico hasta la península de La Florida. Aunque una versión no confirmada sostiene que fueron los indígenas borinqueños quienes le hablaron sobre ese tema.

La referida casona con solera histórica, con cierto parecido a una masía aragonesa, y que fue hogar y centro de operaciones del susodicho personaje, es en la actualidad un museo con visitantes guiados, usado especialmente para el turismo cultural. Mucho se ha escrito sobre ella.

Uno de los trabajos más acabados sobre esa construcción y la historia tejida en ella, por su descripción de los detalles de su estructura arquitectónica, lo escribió en un valioso y didáctico opúsculo el gran arqueólogo dominicano Emile Boyrie de Moya.12

Parque Nacional del Este

El Parque Nacional del Este, también llamado Cotubanamá, tiene categoría de área protegida desde el 16 de septiembre del año 1975.

Los especialistas que han hecho estudios del mismo lo definen dotado de un clima tropical húmedo y formado por cuatro tipos de bosques del nivel semi húmedo, sobre rocas calcáreas o sobre humedales. Está enclavado principalmente dentro del municipio de San Rafael de Yuma, Provincia La Altagracia.

Incluye la isla Saona, de la cual ya hemos hecho referencia en otras crónicas, así como los poblados de Yuma, Benedicto, Bayahíbe y Boca de Yuma.

Originalmente dicho parque tenía una superficie de más de 800 kilómetros cuadrados, distribuidos en 420 de tierra y 388 de mar.

Las líneas que lo delimitaban han sido modificadas, en una especie de desguace de ese rico patrimonio nacional. Está a la vista que los intereses económicos de hoteleros y la complicidad de muchos, especialmente congresistas indolentes, han ido reduciendo su tamaño.

De conformidad con el trazado implantado por Ley 202-04, sobre Áreas Protegidas, el Parque Nacional del Este abre sus coordenadas penetrando a la parcela 18 del Distrito Catastral número 10/2da del Municipio de Higüey, y luego de un amplio recurrido terrestre y marítimo concluye bordeando los manglares que están al norte de la Bahía de Las Calderas.

Al referirse a dicho Parque Nacional la mencionada ley, en la parte final del numeral 21 de su artículo 37, dispone que "el polígono antes descrito encierra una superficie aproximada de 791.9 incluyendo la zona marina."13

Hasta hace unas pocas décadas el Parque Nacional del Este o Cotubanamá era uno de los lugares con mayor cantidad de la jutía conocida como solenodonte, caracterizada por una prominente y larga nariz.

Pero esa "reliquia del mundo natural" ya prácticamente desapareció de esa jurisdicción, por múltiples motivos, especialmente por la cacería viciosa de los seres humanos.

En el área que integra el Parque Nacional del Este dejaron los taínos expresiones tangibles de cómo desenvolvían sus vidas. Restos de alimentos, conchas de moluscos, utensilios para diversos usos, arte rupestre, representado en miles de elementos pictográficos, etc. Se puede afirmar que todavía es uno de los mayores tesoros de la cultura taína.

Hasta hace unos veinte años se tenía al Parque Nacional del Este como uno de los escudos protectores de la floresta nacional.

Un versado historiador dominicano llegó a escribir para entonces un párrafo que subliminalmente describía el drama de la naturaleza dominicana:

"En los llamados Llanos del Este, el bosque es hoy cosa del pasado, y la única foresta virgen reside en el Parque Nacional del Este, el cual está siendo sometido a intensas presiones y está siendo invadido ilegalmente."14

Canal Catuano

El canal Catuano está en el litoral marino de Boca de Yuma, específicamente entre Bayahibe y la isla Saona. Los expertos han comprobado que su corriente marina, cargada de nutrientes, le llega desde la franja del Orinoco, en su porción venezolana.

Ese canal tiene un pasado famoso. En sus aguas llegaron a enfrentarse embarcaciones de las potencias europeas que siglos atrás se disputaban la propiedad de las islas del Mar Caribe, así como el control del intenso tráfico comercial entre los llamados Viejo y Nuevo Continentes.

Pero su interés también radicaba en la riqueza marina que le distinguía de otros pasos de agua. Las crónicas de otra época recogieron la vistosidad de sus manglares, auténticas plataformas marinas donde diversas aves y peces desarrollaban su existencia. Todavía hay allí manglares, aves, mariscos y otros animales marinos, pero no como antes.

Décadas atrás el canal Catuano era el hábitad de manatíes y tortugas, donde se movían entre una abundante flora de algas, así como moluscos, celenterados y otros elementos de la variada zoología marina.

Un caso único

Desde tiempos inmemoriales la inmensidad del mar suele presentar sorpresas de muy diversas formas. Incluso las mitologías griegas y romanas confirman lo dicho.

En el área marina de Boca de Yuma, girando hacia el lado norte de la isla Saona, hay unos grandes promontorios que a simple vista no tienen explicación, pero sí que la tienen, gracias a investigadores dominicanos que hace más de tres décadas se dedicaron a estudiar su origen.

Un gran cronista de la naturaleza dominicana, provisto con informaciones de arqueólogos y otros especialistas criollos, plasmó la clave para descifrar el enigma de eso, en esta valiosa nota explicativa:

"...el gran espectáculo del farallón. Caso único en la geografía dominicana. Viejos riscos morenos que antaño fueron costa, hoy alzados más allá de la orilla, tierra adentro, para que otra costa nueva tome el relevo de enfrentarse al mar."15

Distrito Municipal Boca de Yuma

Boca de Yuma tiene categoría de Distrito Municipal desde el 8 de mayo del año 2001. Forma parte del Municipio de San Rafael de Yuma y de la Provincia La Altagracia.

En la literatura de la Ley 86-01, texto base para elevar su condición en la distribución administrativa del país, se consideró que ese territorio tenía a dicha fecha un importante desarrollo económico, comercial y cultural, estableciendo de manera específica que:

"En la sección Boca de Yuma existen atractivos como la Cueva de Bernard, Río Yuma, Playa Blanca, el balneario Hoyo Zumbador, los manantiales El Azulito y De Vieja, que atraen, aproximadamente 800 turistas diariamente; dispone de embarcación de motor y de remos, pescadería y ganadería en gran escala."16

El artículo 2 de la citada ley dispone que ese distrito municipal quedó formado también por los parajes Las Playitas, El Caracol, Atajadizo, La Gran Chorra, El Maté, Liborio y La Bruja.

En el pasado la zona marina de Boca de Yuma fue lugar de enfrentamientos bélicos, tanto entre algunas de las naciones fuertes de Europa que movían sus intereses económicos y militares por las islas caribeñas, como entre facciones de grupos políticos dominicanos que pugnaban entre sí por dirigir el país.

En un recodo de la comarca, a pie del mar Caribe, quedan aún algunas porciones de lo que fue un fuerte abierto, del tipo cortina defensiva, para repeler a invasores que con no poca frecuencia se acercaban a la costa. Se conservan en el lugar algunos viejos cañones con capas de moho que ahora son un atractivo turístico.

La pequeña y hermosa población de Boca de Yuma fue durante mucho tiempo sede de un famoso torneo internacional de pesca, especialmente del marlín azul. Entonces se practicaba en el lugar un turismo no masivo, pero que contribuía a proyectar en el exterior las excelencias naturales del país, así como su riqueza piscícola.

A partir del año 1966, y hasta hace pocas décadas, en octubre de cada año se observaban en la ría que se forma allí decenas de embarcaciones procedentes de diferentes lugares del mundo, cuyos tripulantes participaban en la captura de peces. Era un desafío deportivo con varias categorías de pesca, incluyendo la conocida como "catch and release" (capturar y liberar). Después esa actividad anual pasó a Cabeza de Toro (dentro de la misma provincia La Altagracia) y otra es esa historia.

Ese majestuoso accidente geomorfológico de la ría que forma el río Yuma con el vallecito costero de Boca de Yuma aparece descrito desde el 1785, en una crónica escrita por un influyente personaje criollo nacido en Bayaguana:

"Lo mismo sucede desde la Palmilla a Puerto Espada, la más Oriental de la Isla, en cuya distancia desemboca el río Yuma o de Higüey, que hace una bahía del nombre del río, en que pueden entrar las Balandras."17

Los pescados de Boca de Yuma

En la actualidad Boca de Yuma se ha transformado en uno de los más famosos lugares del país para degustar pescados con diversas guarniciones. Cientos de dominicanos y extranjeros se dan cita allí, especialmente los fines de semana, convirtiendo el pequeño poblado en un jolgorio a cielo abierto.

A parte del manejo diestro de los fogones y el sazón con que en ese lugar adoban los pescados capturados a no muy lejana distancia de sus costas, también se toma en cuenta que son frescos, pues los nutrientes de las corrientes marinas de la zona convierten las aguas en un caladero donde abundan peces de todos los colores, tamaños y sabores.

Rosa de Bayahíbe, la Flor Nacional

La Flor Nacional es la Rosa de Bayahíbe, nombre que le viene por ser nativa y única de esa comunidad del Municipio de San Rafael de Yuma y de la Provincia La Altagracia.

Fue declarada Flor Nacional el 12 de julio del año 2011, mediante la Ley 146, cuyo artículo 2 dice textualmente así: "Se designa la Rosa de Bayahíbe, Pereskia quisqueyana Alain, Flor Nacional de la República Dominicana."18

Forma parte de la numismática nacional, pues desde el primero de octubre del 2014 fue integrada al papel moneda del país, por expreso mandato del artículo 4 de la mencionada ley. Su imagen está a la izquierda de todos los billetes dominicanos con valor pecuniario.

Esa flor es una rarísima cactácea, pues está acompañada de hojas, lo cual, según los expertos en botánica, es poco común entre la familia de plantas a la que ella pertenece.

La Rosa de Bayahíbe es de una belleza deslumbrante. Su descubridor fue Alain Liogier, un científico francés que vivió varios años en el país.

Distrito Municipal Bayahíbe

Bayahíbe era un antiguo pobladito de pescadores que el 30 de julio del 2002 fue elevado de Sección a Distrito Municipal. Pertenece al Municipio de San Rafael de Yuma, y por lo tanto hace parte de la Provincia La Altagracia.

La Ley que lo elevó de categoría es la número 109-02, en cuyo primer párrafo se consignó que: "la sección de Bayahíbe, del municipio de San Rafael de Yuma, provincia La Altagracia, alcanza en los momentos actuales un desarrollo muy significativo y una gran pujanza económica."

Ese distrito municipal también tiene los parajes Padre Nuestro, El Valle, La Orquesta, El Valle Francés y Dominicus.19

Para poner en perspectiva la importancia que desde hace muchos años tiene ese territorio costero del Este del país es pertinente indicar que el polifacético historiador, general, abogado y geógrafo Cayetano Armando Rodríguez, fundador de la Sociedad Dominicana de Geografía e Historia, escribió en el 1915 sobre Bayahíbe lo siguiente:

"Se encuentra en el fondo de la bahía de Altagracia y los buques fondean en seis o siete brazas de agua, en fondo de arena, a distancia de una milla de la costa. Sus aguas son más tranquilas que las de los fondeaderos vecinos, pues está protegida por la sobresaliente punta que tiene al S.E."20

En el presente Bayahíbe es un enclave turismo de playa y senderismo. Su gastronomía principal es a base de productos del mar. Todavía quedan en su territorio manchones de guáyiga, cuyo bulbo era la materia prima para preparar el principal alimento de los indios taínos.

Bibliografía:

1-Ley No.5597. Promulgada el 11 de agosto de 1961.

2-Noveno Censo de Población y Vivienda del año 2010.

3-Nombramientos Eclesiásticos 1884-1984.Tomo I. Editora Amigo del Hogar, 1991.P376.Rafael Bello Peguero.

4-Apologética Historia Sumaria. Libro Primero. Capítulo III. Crónicas Escogidas. Editora Corripio, 1988.P575.Oviedo-Las Casas.

5-Diccionario Geográfico-Histórico Dominicano. Editora Búho, 2012.P295. Temístocles A. Ravelo.

6-Despreciada en la vida y olvidada en la muerte. Editora Taller 1997. Antonio Zaglul.

7-Suplemento cultural periódico El Caribe, 12 de abril de 1980.Pp4-5. Félix Servio Ducoudray.

8-El Arte en la Penumbra. Impresora Amigo del Hogar, 2003.P75.Adolfo López Belando.

9-Ecos de la Costa. Impresora Amigo del Hogar, 2016.Pp199-202.Domingo Marte.

10-Historia cultural de Puerto Rico. Editorial de la Universidad de Puerto Rico, 1995.Pp9-20. Eugenio Fernández Méndez.

11-Historia breve de Puerto Rico. Editorial Isla Negra. Segunda edición 2003.P105. José Manuel García Leduc.

12-La Casa de Piedra de Ponce de León en Higüey. Editora del Caribe, 1964. Emile Boyrie de Moya.

13-Artículo 37, numeral 21, Ley No.202-04, promulgada el 30 de julio del 2004.

14- La Otra Historia Dominicana. Editora Búho, 2008.P239.Frank Moya Pons.

15- La Naturaleza Dominicana. Editora Corripio, 2006.Tomo 3.P72. Félix Servio Ducoudray.

16-Ley No.86-01, promulgada el 8 de mayo del año 2001.

17-Idea del Valor de la Isla Española. Editora Nacional, 1971.P14. Antonio Sánchez Valverde.

18-Ley No.146, promulgada el 12 de julio del año 2011.Gaceta Oficial No.10626 del 15 de julio del 2011.

19-Ley No.109-02, promulgada el 30 de julio del 2002.

20-Geografía Física, Política e Histórica de la Isla de Santo Domingo. Editado por la Sociedad Dominicana de Geografía, 1976.P263.Cayetano Armando Rodríguez.