Bonó había nacido en la ciudad de Santiago de los Caballeros, el 18 de Octubre de 1830. Fueron sus padres el comerciante José Bonó y la señora Inés Mejía.

Hector Tineo Nolasco

Diariodominicano.com

SAN FRANCISCO DE MACORIS, el 15 de septiembre de 1906, murió en de San Francisco de Macorís, Pedro Francisco Bonó, quien se distinguió como sociólogo, abogado y político.

Bonó había nacido en la ciudad de Santiago de los Caballeros, el 18 de Octubre de 1830. Fueron sus padres el comerciante José Bonó y la señora Inés Mejía.

Desde su adolescencia conjugó sus actividades de estudiantes con el trabajo de comerciante.

Es considerado como el primer sociólogo dominicano. Escribió múltiples ensayos dedicados al examen de la realidad social dominicana.

Entre los temas que trató figuran los modelos de propiedad colonial y considera que "los conflictos derivados de un sistema de propiedad confuso y desorganizado influían de manera decisiva sobre la potencia productiva del pueblo dominicano.

De la ocupación haitiana de 1822 entiende que trajo elementos transformadores para los dominicanos. Y concluyó:

"1. La libertad del esclavo y la igualdad política y civil; 2. La demostración de los bienes y vinculados; 3. Gran parte de las tierras entraron al dominio directo de aquellos que las poseían.

Pedro Francisco Bonó también escribió la novela "El Montero".

También fue secretario del general Juan Luis Franco Bidó y fue uno de los combatientes de la batalla de Sabana Larga en la que los dominicanos derrotaron a los haitianos en el año 1856.

Bonó fue el intelectual más importante que apoyó el movimiento liberal del 7 de julio de 1857, el cual desató en Santiago de los Caballeros una lucha que culminó con la caída del Presidente Buenaventura Báez.

El Gobierno fue instalado de inmediato y nombrado Presidente el General José Desiderio Valverde y Vicepresidente el abogado Benigno Filomeno Rojas, quienes de inmediato recibieron el apoyo del Cibao. Esto le permitió organizar un movimiento armado para marchar a la ciudad de Santo Domingo, con el fin de derrocar al Presidente Buenaventura Báez, quien estaba preparado para resistir.

Las tropas del Gobierno revolucionario del Cibao eran comandadas por el general Juan Luis Franco Bidó. En Pocos días cercaron la Capital, iniciándose de esa manera una guerra civil.

Entre los logros del Gobierno Liberal del Cibao figura el hecho que le dio al país la Constitución más democrática que había conocido en su historia.

"La nueva Constitución fue elaborada en Moca y proclamada el 19 de febrero de 1858".

La Constitución de Moca abolió la pena de muerte por motivos políticos y consagró como derechos la libertad de expresión, el libre tránsito y la libertad de reunión pacífica.

Pedro Francisco Bonó fue de los que más contribuyeron a la producción de la nueva Constitución de la República Dominicana.

Durante el Gobierno de la Anexión a España fue un opositor y apoyó la Guerra de la Restauración. Durante sus últimos años sufrió por la falta de cohesión del pueblo dominicano y las decisiones de los políticos.

El historiador Roberto Cassá en su obra "Personajes Dominicanos, Tomo II", destaca que los últimos años de Bonó transcurrieron matizados por nuevos desencantos, producto de la frustración de que la muerte del dictador Ulises (Lilís) Heureaux no fuera seguida por una democratización real. Lo que irrumpió fue el desorden protagonizado por los caudillos en forma impune , a causa de la inexperiencia del nuevo grupo gobernante, a su juicio atado a los "sofismas" racionalistas y la injerencia de Estados Unidos, sobre cuyo peligro Bonó y Meriño se alertaron mutuamente.

El último texto de Bonó recogido por Emilio Rodríguez Demorizi, una carta a Meriño fechada el 31 de diciembre de 1903, resume la amargura en que quedó embargado y centra su crítica en el abandono del cristianismo por parte de las élites cultas".