Guillermo logró ser electo Presidente de la República en enero de 1879 y tomó posesión el 27 de febrero de ese año. En el momento de su elección era Ministro de Interior y Policía del Gobierno interino del Presidente Jacinto de Castro.

Diariodominicano.com

Por HTN

Diariodominicano

SANTO DOMINGO, el 17 de septiembre de 1878, desconocidos asesinaron en la ciudad Santo Domingo al general Manuel Altagracia (Memé) Cáceres, quien disputaba la candidatura presidencial del Partido Rojo, con el general Cesáreo Guillermo.

Guillermo logró ser electo Presidente de la República en enero de 1879 y tomó posesión el 27 de febrero de ese año. En el momento de su elección era Ministro de Interior y Policía del Gobierno interino del Presidente Jacinto de Castro.

El asesinato de Cáceres fue atribuido a miembros del Partido Azul, especialmente al General Ulises (Lilís) Heureaux, pero la versión nunca fue confirmada.

El historiador Rufino Martínez recoge la versión de que los azules recurrieron al asesinato porque temían el retorno al poder del Partido Rojo que había liderado el ex presidente Buenaventura, organización que consideraban liquidaba, pero que la candidatura de Memé Cáceres podría retornar al poder.

Memé Cáceres había nacido en Azua en el año 1838, pero a temprana edad se estableció en el Cibao. Desde muy joven fue un seguidor del líder del Partido Rojo, Buenaventura Báez.

Una versión de la época da cuenta de que era hijo de Buenaventura Báez. El historiador Rufino Martínez dice que Memé Cáceres tenía parecido en el físico a Buenaventura Báez.

El 7 de julio de 1857, cuando estalló la "Revolución Liberal del Cibao", Memé Cáceres fue contrario al movimiento.

Además fue procesado junto a Pepillo Salcedo acusado de conspirar contra el Gobierno de Santiago, que presidía José Desiderio Valverde.

Según la acusación, Memé Cáceres y Pepillo Salcedo trataban de reinstalar en el poder al ex Presidente Buenaventura Báez.

En el Gobierno de los 6 años del Presidente Buenaventura Báez, ocupó varias funciones públicas hasta llegar a desempeñarse como vicepresidente de la República.

No obstante, en el año 1873 se involucró en un plan con el Gobernador de Puerto Plata, Ignacio María González, y lograron derrocar al Jefe del Estado.

Al lograr su objetivo, Memé Cáceres se mantuvo al margen de la lucha política, y asumió la Presidencia de la República Ignacio María González, a quien combatió meses después desde un movimiento conspirativo que se desató en Santiago.

Al fracasar, Memé Cáceres tuvo que embarcarse al exilio y fue acogido por el ex Presidente Báez, en su residencia de exiliado en Mayagüez, Puerto Rico.

El reencuentro se produjo a pesar de que en el año 1873, Memé Cáceres participó en el plan que culminó con la caída del Gobierno de Báez.

En el año 1876, Memé Cáceres vino a República con otros baecistas a tratar de tomar el poder en el ambiente de confusión que se produjo tras la caída del Gobierno de Ignacio María González, pero fracasaron y tuvieron que volver al exilio, al embarcarse con destino a Saint Thomas.

No obstante, cuando a finales del año 1876 cayó el Gobierno del civilista Ulises Francisco Espaillat, retornó al país y apoyó un movimiento que retornó a Báez a la Presidencia.

Memé Cáceres fue nombrado ministro de Hacienda.

En el año 1878, encabezó junto con el General Ulises (Lilís) Heureraux un movimiento que acabó con el último Gobierno de Ignacio María González. Fue en esa circunstancia que Memé Cáceres emergió en septiembre de 1878, como el candidato favorito para retornar al poder al Partido Rojo, pero fue asesinado al poco tiempo.

Manuel Altagracia Cáceres también había sido el ministro de Relaciones Exteriores del Gobierno de Jacinto de Castro.

Su vida terminó cuando fue atacado por desconocidos en horas de la noche mientras conversaba en la casa de un amigo en la ciudad de Santo Domingo, el día 17 de septiembre de 1878.