diariodominicano.com

París, 7 jul (Prensa Latina) Miles de personas acudieron hoy en esta capital al museo del Louvre, emblemática institución que reabrió sus puertas después de cuatro meses cerrada por el impacto de la Covid-19.

La más famosa y visitada instalación de su tipo en el mundo acogió de nuevo al público en un escenario marcado por las medidas sanitarias para prevenir el contagio por el coronavirus SARS-CoV-2, entre ellas el uso obligatorio de máscara, el recorrido en un solo sentido y los llamados a mantener la distanciación humana. louvre

'No importa lo que tengamos que hacer para protegernos, lo relevante es que el Louvre está abierto y que poco a poco vendrán de todo el planeta para disfrutarlo', comentó a Prensa Latina la estudiante española Carmen, mientras esperaba en la fila, mucho más corta que lo usual, para tomarse 'un selfi' con la imperdible Mona Lisa de Leonardo da Vinci.

El retrato de Lisa Gherardini inmortalizado por el genio renacentista fue como siempre una de las estrellas de la jornada, con la satisfacción para los presentes de unos guardianes de sala mucho más permisivos que de costumbre, ante el menor flujo de visitantes. louvre

Lejos de las más de 16 mil personas que el museo recibía a diario antes del azote de la Covid-19, la cifra de la nueva etapa apenas llegaría a las 10 mil, adelantó el presidente-director del Louvre, Jean-Luc Martinez.

Según el directivo, la institución enfrenta pérdidas millonarias, y espera recibir solo alrededor de un 30 por ciento de los visitantes del verano del año pasado, considerando que siete de cada 10 suelen ser turistas extranjeros.

Aunque el cierre de fronteras aún vigente y el temor a la pandemia conspiran contra eventos con público de alcance universal, el día de la reapertura no fue la excepción si de escuchar diversos idiomas en sus galerías y salones se trata, con el francés como el lógico predominante.

Consciente de esta realidad, Martinez expuso la semana pasada a la prensa la intención de estimular al público local, para que acuda a uno de los símbolos de la llamada Ciudad de la Luz.

Pese a la Covid-19 y las medidas de prevención, el Louvre hizo este lunes lo que siempre hace, lograr que los afortunados en caminar por sus espacios olviden todo y se concentren en disfrutar un viaje irrepetible en el tiempo.

rgh/wmr