MLB- 13 de ago - El puertorriqueño Javier Báez llegó al Progressive Field para la serie de los Cachorros en Cleveland al mismo tiempo que lo hizo su compatriota Francisco Lindor el martes. El par de amigos y campocortos estelares charlaron por varios minutos y Báez, de hecho, preguntó si Lindor le podía autografiar uno de sus bates.

"Ya lo tenía listo en mi casillero", dijo Báez con una sonrisa durante una entrevista vía Zoom previo al partido del miercoles.

Báez y Lindor se conocen de mucho tiempo atrás. Ambos se mudaron a los Estados Unidos cuando eran niños. Cleveland seleccionó a Lindor de octavo y Chicago eligió a Báez de noveno en el Draft amateur del 2011. Ambos han sido compañeros en el Clásico Mundial de Béisbol y rivales en la Serie Mundial del 2016.

Y Báez no duda cuando se le pregunta quién de los dos es mejor shortstop.

"Creo que él es el mejor torpedero del béisbol ahora mismo, de nuestra generación", expresó Báez. "Es el mejor, pero yo soy ?El Mago?".

A Báez le apodan "El Mago" por las cosas casi supernaturales que hace en el terreno de juego. El boricua se destaca por su gran habilidad de hacer jugadas espectaculares a la defensa.

Aun así, Báez describe a Lindor como un "jugador completo" y a quien vale la pena ser visto como el mejor torpedero en una era llena de talento de élite en dicha posición.

El intermedista de los Cachorros, Jason Kipnis, es el único infielder que ha compartido el cuadro interior tanto con Lindor como Báez. Previo a la serie de dos partidos en Cleveland, a Kipnis se le pidió su opinión acerca de ambos.

"Sí, esos dos son mejores que yo jugando béisbol", exclamó Kipnis con una sonrisa. "No sé qué tenga el agua allá en su país. Pero estos muchachos, simplemente su habilidad natural para jugar este deporte es sorprendente".