diariodominicano.com

MEXICO, 25 may (Xinhua) -- Ocho países de América Latina y el Caribe superan ya la cifra de 28.000 decesos desde que comenzó la pandemia del nuevo coronavirus en la región, según los datos dados a conocer hoy por las respectivas autoridades de salud de cada nación.

Se trata en orden alfabético de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador y República Dominicana.

En el caso de Brasil, la nación más golpeada por la pandemia en la región latinoamericana, en las últimas 24 horas reportó 15.813 nuevos casos para sumar hasta ahora 363.211, así como otras 653 muertes y sumar 22.666 decesos por COVID-19.

El récord diario de decesos en Brasil se dio el pasado jueves con 1.188, por lo que las autoridades aclararon que la reducción en las notificaciones de este fin de semana se debió a la disminución en el funcionamiento de las unidades de salud, tanto públicas como privadas.

Sao Paulo, el estado más industrializado y poblado de Brasil con 46 millones de habitantes, lidera la estadística con 82.161 casos y 6.163 muertes.

El gobierno de Sao Paulo informó este domingo de una ocupación del 91,8 por ciento de las camas para pacientes de COVID-19 en la red pública.

Respecto a Chile, el Ministerio de Salud confirmó este domingo la cifra de 69.102 casos del nuevo coronavirus y 718 muertes desde que comenzó la pandemia de COVID-19 en el país sudamericano.

De acuerdo con el reporte, hasta el cierre de las 21:00 hora local del sábado (01:00 GMT del domingo) se registraron en 24 horas otros 3.709 contagios y 45 muertes más respecto a la jornada previa.

De la cifra de nuevos casos confirmados, 3.343 personas presentaron síntomas y 366 se mantuvieron sin ellos, en tanto, se reportaron 28.148 recuperadas.

El subsecretario de Salud, Arturo Zúñiga, indicó que hay 1.090 personas hospitalizadas en unidades de cuidados intensivos, de las cuales 942 están conectadas a ventilación mecánica y 211 se encuentran en estado crítico.

Zuñiga detalló que en 24 horas se conocieron los resultados de 14.426 pruebas, con lo que sumaron 471.758 desde que comenzó el rastreo en marzo pasado.

En la ciudad de Santiago rige una cuarentena total hasta el próximo 29 de mayo, lo que implica que alrededor de siete millones de personas permanecen en confinamiento, medida que se extiende a otras localidades.

El país se encuentra bajo estado de excepción constitucional y toque de queda nocturno, además de que mantienen cerradas las fronteras, suspendidas las clases y paralizado el comercio no esencial.

La nación ha entrado en una nueva fase con otras medidas sanitarias y económicas, cuyo propósito es apoyar a la población más pobre, así como a pequeñas y medianas empresas, según el anuncio del presidente chileno, Sebastián Piñera.

La vecina Argentina, nación que está en cuarentena desde el 20 de marzo pasado y que la mantendrá hasta el 7 de junio próximo, confirmó hasta ahora 12.076 casos de COVID-19 y 452 fallecimientos.

La ciudad de Buenos Aires anunció este domingo una nueva restricción de actividades comerciales, así como el refuerzo de controles a la circulación de personas y el cierre de estaciones de trenes, al convertirse en el principal foco de la enfermedad COVID-19 en el país sudamericano.

La capital argentina lleva dos semanas sostenidas de aumentos de contagios, en que el principal riesgo es la gran densidad de gente que tiene el Área Metropolitana.

La nueva etapa de la ciudad incluye el cierre de 11 estaciones de tren, mayor control en los 36 accesos habilitados para entrar a la capital y revisiones en el transporte público, que quedará reservado sólo para trabajadores esenciales.

Se anunciaron, además, límites a la actividad comercial en las zonas más transitadas de Buenos Aires, con el cierre de establecimientos de actividades no esenciales.

La medida incluye el cierre de comercios en la zona céntrica y en los barrios de Retiro, Once, Constitución, Belgrano, Chacarita, Balvanera y Caballito, entre otros.

Los comercios de alimentos y medicamentos seguirán abiertos, pero lo que se restringe son los comercios sumados en las últimas dos semanas.

Este domingo se anunció también que una mujer dio positivo al nuevo coronavirus, convirtiéndose en el primer caso en el fútbol argentino.

Se trata de Stephanie Rea, portera del club Excursionistas, uno de los equipos que participa del primer torneo femenino profesional en el país sudamericano.

"En las ultimas horas, nuestra arquera Stephanie Rea, dio positivo para el virus COVID-19", informó el club en redes sociales.

Agregó que la deportista "se encuentra bajo tratamiento médico" y que es "monitoreada por especialistas".

Rea, de 24 años, trabaja como maestra en un jardín de infantes y comenzó con síntomas de la enfermedad el sábado en Buenos Aires.

Hasta el momento no se habían registrado casos positivos en futbolistas en el país sudamericano, aunque sí en el exterior.

En Ecuador, en tanto, en las últimas 24 horas se tuvieron 498 contagios más y 12 decesos, para sumar 36.756 casos confirmados y 3.108 muertes desde el inicio de la pandemia en el país sudamericano.

El Ministerio de Salud Pública (MSP) de Ecuador dio a conocer este domingo que de forma adicional hay 1.929 fallecidos "probables" de COVID-19 a nivel nacional.

Se han tomado hasta este domingo un total de 106.079 pruebas a COVID-19, es decir, 617 más con relación al sábado.

El MSP reportó que del total de muestras tomadas se descartaron 45.743, mientras que 23.580 esperan resultados.

Del total de casos confirmados, 15.133 personas se encuentran estables en aislamiento domiciliario, 460 hospitalizadas estables y 206 con pronóstico reservado.

La provincia de Guayas (suroeste), epicentro del virus en el país, sigue con el aumento de casos al sumar este domingo 13.787, es decir, 217 más respecto al sábado, así como 1.362 fallecidos.

El virus, cuya transmisión es comunitaria en Ecuador, afecta en mayor o menor medida las 24 provincias ecuatorianas, incluida la insular Galápagos, que acoge a las islas del mismo nombre.

Varias localidades ecuatorianas han relajado en los últimos días la cuarentena iniciada el 17 de marzo pasado, al considerar el número de contagios, con el propósito de reactivar sus economías locales, en el marco de la "nueva normalidad" que rige desde el pasado 4 de mayo.

En cuanto a Colombia, el Ministerio de Salud y Protección Social dio a conocer este domingo que el número de casos pasó a 21.175 desde que comenzaron en el país, mientras que las muertes aumentaron a 727 y los pacientes recuperados a 5.016.

El ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo, dio a conocer que el departamento de Antioquia (norte) y su capital Medellín serán pilotos a partir de mañana lunes de una apertura de centros comerciales y otro tipo de actividades.

"Este piloto va a tener el propósito de afinar el inicio de la actividad productiva planteada para el primero de junio, que tiene en consideración actividades en centros comerciales para validar cómo se cumplen los protocolos de bioseguridad y que estemos listos (...) con la garantía del cuidado de la vida", declaró el funcionario.

El presidente colombiano, Iván Duque, anunció el pasado 19 de mayo que se extendía hasta el próximo día 31 el aislamiento preventivo obligatorio o cuarentena nacional por COVID-19, mientras que la emergencia sanitaria se prolongará hasta el 31 de agosto venidero.

Las fronteras marítimas, terrestres y aéreas de Colombia continuarán cerradas hasta el 30 de junio próximo, al tiempo que únicamente son permitidos los vuelos humanitarios.

Respecto a la región de Centroamérica, Costa Rica sumó este domingo 12 nuevos casos para alcanzar hasta ahora la cifra de 930, así como 10 muertes en total.

El ministro de Salud de Costa Rica, Daniel Salas, detalló que el total de casos corresponde a 432 mujeres y 498 hombres, con edades hasta los 87 años: 816 adultos, 50 adultos mayores y 64 menores.

La cantidad de personas recuperadas a su vez se incrementó en 13 para sumar 620, mientras que los casos activos disminuyeron a 300.

Costa Rica ha aplicado hasta la fecha 23.378 pruebas para detectar COVID-19, con 15.491 casos sospechosos descartados.

En cuanto a la región del Caribe, los contagios y decesos también continúan en aumento, como en el caso de República Dominicana, donde las autoridades de Salud confirmaron este domingo un acumulado de 14.801 contagios y 458 muertes.

Un boletín especial del Ministerio de Salud señala que al cierre del sábado se reportaron 379 nuevos casos respecto al registro oficial anterior, en que la media corresponde a 41 años de edad.

Hay 3.915 personas en aislamiento domiciliario y 2.295 hospitalizadas, mientras que el número de pacientes recuperados pasó a su vez de 7.854 a 8.133 respecto al reporte anterior y hay 122 en unidades de cuidados intensivos.

Cuba, por su parte, reportó este domingo 10 nuevos casos para sumar 1.941, así como un fallecimiento más, con lo que el número de decesos aumentó a 82 desde hace dos meses y medio que comenzó la pandemia en el país caribeño.

El Ministerio de Salud Pública (Minspa) dio a conocer que otras 18 personas recibieron el alta médica, mientras que 168 pacientes permanecen en hospitales, 165 de ellos con evolución estable y tres graves.

La entidad reportó un total de 1.689 altas hasta ahora y 585 personas ingresadas, la cifra más baja de los últimos 15 días, mientras otras 1.704 se mantienen en sus hogares bajo vigilancia sanitaria desde el sistema de atención.

La última persona fallecida tenía 85 años y fue contacto de otra contagiada, con varios días reportada como crítica en un hospital de la central provincia de Villa Clara.

Las naciones mencionadas son un ejemplo que muestra la tendencia al alza tanto de casos como de decesos, así como en la implementación de medidas sanitarias contra la pandemia en la región.