diariodominicano.com

WASHINGTON, 3 jul (Xinhua) -- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y la primera dama, Melania Trump, salieron hoy con rumbo al Monumento Nacional del Monte Rushmore para dar inicio a las celebraciones del 4 de julio, en medio del repunte nacional de nuevos casos de coronavirus.

Unas 7.500 personas asistirán a la reunión y verán un espectáculo de fuegos artificiales en el Monte Rushmore en el estado de Dakota del Sur, en el medio oeste del país, señalaron medios locales.

No se planea ningún distanciamiento social para el evento aunque se regalarán mascarillas, dijo la gobernadora republicana Kristi Noem.

El espectáculo de fuegos artificiales en el Monte Rushmore fue suspendido a inicios de 2009 por el riesgo de incendios forestales, pero Trump se movilizó para reanudar el espectáculo este año, señaló un informe de The Hill.

Los casos de coronavirus en Dakota del Sur se mantienen estables actualmente, según datos de la Universidad Johns Hopkins, con 6.893 casos confirmados y 97 muertes hasta el jueves.

Se espera que el presidente regrese a Washington y pronuncie un discurso desde la Casa Blanca el sábado en su "Saludo a Estados Unidos" , un evento que incluirá múltiples sobrevuelos de aviones militares y una exhibición de fuegos artificiales de 35 minutos sobre la ciudad.

Los contagios están aumentando en al menos 36 estados a medida que el país se acerca al fin de semana del Día de la Independencia, según un conteo publicado hoy por CNN.

Gran parte del país ha cancelado o reducido las celebraciones y eventos tradicionales del fin de semana debido a que expertos en salud advirtieron que las grandes reuniones podrían conducir a aumentos en los casos de COVID-19 en un momento en el que el país ya experimenta repuntes significativos.