LA HABANA, 16 may (Xinhua) -- El Instituto de la Aeronáutica Civil de Cuba (IACC) informó hoy jueves que el accidente aéreo del año pasado que causó la muerte a 112 personas poco después de despegar del aeropuerto internacional José Martí de La Habana se debió a errores humanos.

El director del IACC, Armando Daniel, explicó en rueda de prensa que según los datos aportados por las cajas negras del avión y el resultado obtenido de la caracterización de los estándares aeronáuticos para este vuelo, la causa más probable del accidente fueron "las acciones de la tripulación y sus errores en los cálculos de peso y balance".

Esas faltas conllevaron a la pérdida de control y desplome de la aeronave durante la etapa de despegue, añadió.

El trágico accidente ocurrió el 18 de mayo de 2018 cuando un Boeing 737-200 de la compañía mexicana Damojh y arrendado por la aerolínea local Cubana de Aviación se estrelló luego de despegar de la terminal habanera con 113 personas a bordo.

En el accidente de la aeronave que se dirigía a la ciudad de Holguín, unos 745 kilómetros al este de La Habana, murieron 112 personas, incluidos 101 cubanos y 11 extranjeros, entre éstos seis mexicanos que eran miembros de la tripulación.

Del siniestro lograron salir con vida en ese momento tres mujeres cubanas: Gretell Landrovell de 23 años, Emiley Sánchez de 39 años y Mailén Díaz de 19 años.

Sin embargo, las dos primeras fallecieron con el paso de los días por las heridas sufridas, y la tercera aún se recupera de las lesiones en un hospital cubano. Fin