Por: Amín Cruz

"Los que rechazamos ayer, hoy los anhelamos" AC

La conformidad y la inconformidad es parte integral del ser humano y es algo muy difícil de entender, comprender y predecir, ya lo dijo ese gran estudioso del ser humano, el psicoanalista Sigmund Freud. Partiendo de ese concepto expuesto, quiero compartir con usted las demandas que hoy les hacen los moradores de la parte oriental de la provincia Santo Domingo, a nuestro Presidente Danilo Medina.

Señores al gobierno del ex presidente Leonel Fernández, se le crucifico cuando propuso iniciar el proyecto de la construcción del Metro o el Tren, no hubo sector que no se opusiera, fue comida para la oposición, para iniciar protestas barriales, locales y nacionales, todo porque a su parecer eso no iba a funcionar en este país y ese gasto millonario podía ser usado en otras cosas de mayor importancia del estado.

Tan solo han pasado cuatro años de la construcción de esa obra y los que ayer se movilizaban en su contra hoy se movilizan a favor de que se hagan más línea del metro, -más tren-, que se sigan las líneas que unen a la capital con otros sectores, además piden que se extienda en todo el país, es decir lo que ayer era todo una discordia nacional, hoy es una petición honrosa y armoniosa de sectores opositores.

El Presidente Danilo Medina, que es un hombre sensible, armonioso, comprensible y como todo gran estadista que gobierna para su país y que tiene el oído en el corazón del pueblo, decidió autorizar seguir la obra, pero hay que decir, (se levantaron pancartas públicamente pidiendo la construcción del Metro o Tren), como son las cosas de la vida, los que ayer se oponían, hoy lo piden, ¿que dice la oposición?, no dice nada, me he equivocado, siempre dicen porque son opuesto a todo.

Si analizamos la historia republicana dominicana con excepción del ex presidente Juan Bosch, ningún otro presidente esta haciendo lo que Danilo Medina está ejecutando por la República Dominicana, especialmente con la clase más necesitada y eso es bueno, pero hay quienes lo ven como algo malo, critican y levantan falso testimonio, con tal de que Danilo fracase, así no, el que pierde es el pueblo, (República Dominicana), es hora de unirnos todos a trabajar para contribuir con ese pensamiento de nación, sin pensar en posiciones partidarias.

Digo esto porque he escuchado barbaridades del Presidente Danilo Medina, y el sigue haciendo lo que nunca se ha hecho, corrigiendo lo que esta mal y continuando lo que esta bien, por eso es el presidente más valorado de América y parte del mundo, por su trabajo, seriedad, consistencia, sensibilidad y aun así critican las visitas y ayudas que le ofrece a los agricultores, campesinos, obreros, chiriperos, critican el aumento a los policías, militares, el 4% a educación, critican todo, critican que regularice la inmigración entre otras tantas cosas que está haciendo, pero el dominicano es así, lo que criticamos y rechazamos, hoy, mañana los deseamos y anhelamos. ¿Hasta cuando?