Diariodominicano.com

La Fuerza del Pueblo alertó a OEA

Franklin Almeyda Rancier

Ha sido intenso el proceso desde octubre al 16 de febrero ¡cuántas cosas han sucedido! La historia se construye en fases; entre una y otra se forma una especie de nudo; cuando se desata, surge la fase siguiente. Pero ese desenlace es tan intenso que crea la percepción de que el tiempo transcurrido es mayor de lo que realmente ha sido.

El nudo no se desata de golpe, puede durar sólo días. Si recordamos las primarias fueron el día 6 de octubre; lo sucedido fue denunciado como un fraude. Leonel lo describió y el pueblo lo vivió y lo sufrió. Se alegó que los reclamos de Leonel eran propio de un conflicto interno de un partido; los que hicieron el fraude decían que era "un pataleo del que perdió".

En cuatro meses se debían de celebrar, ya no unas primarias, sino unas elecciones generales a nivel municipal. Ahí casi se repite el fraude, no ocurrió porque se suspendieron los comicios ¿Por qué se suspendieron, hace una semana?

Ocurrió que el equipo de dirigentes y técnicos de los partidos aliados de la Fuerza del Pueblo estaban muy alertas. Confiaban en las evaluaciones y recomendaciones de la Fundación Internacional Sobre Sistema Electoral (IFES, siglas en inglés) y en las buenas disposiciones demostradas por la observación electoral de la OEA. Pero no confió en la gestión de la JCE y mucho menos en las malicias palaciegas.

Efectivamente, fue advertido un movimiento extraño de los técnicos de la JCE el día anterior a las elecciones, al ellos trasladarse a los centros de votación a manipular los equipos sin hacerse acompañar por los delegados técnicos de los partidos; esos traslados llamaron la atención, por igual, entre los ciudadanos de las diferentes localidades y se hizo viral en las redes sociales.

Los delegados de la Fuerza del Pueblo y aliados, se apersonaron ante la JCE y desde allí convocaron a todo el resto de los partidos de oposición. Al mismo tiempo, tres dirigentes se reunieron con la OEA, a las 10 pm del mismo sábado 15.

En la JCE, como con la OEA, se advirtió lo sucedido; en la JCE se llegó a conocer lo sucedido. Se desconfiguraron los equipos y dislocó la boleta electrónica de la oposición. Corregir más de 9 mil equipos de colegios electorales no se resolvería en horas. IFES había establecido controles y capas de seguridad que imposibilitó el fraude.

Se suspendió el evento comicial, porque nada funcionaría. Desde entonces, sólo se repite "Leonel tenía razón". Esa expresión dice más que sus tres palabras. No solo tenía razón por lo del fraude, sino también por el daño a la democracia desde el Palacio, pretendiendo perpetuarse, de mala manera, en el Poder. Ahora el país repite "se van" "e?pa fuera que van".

Es confortante que la OEA haya decidido lo que consigna en su nota (viernes 21/02/2020); se destaca:

"...acepta...realizar una auditoría sobre el proceso de voto automatizado, completa y vinculante en torno a sus resultados, con los mismos estándares de calidad técnica y rigor profesional, tal como sucedió recientemente en Bolivia, a efectos de deslindar responsabilidades...".

Esa parte quiere decir que los "resultados" de la auditoría a realizar, son "vinculantes" y servirán para "deslindar responsabilidades". Eso significa: ¡Caerán cabezas!

El autor fue miembro del CP del PLD, ex Ministro de Interior y ex Rector de la UASD.