Diariodominicano.com

A Pleno Sol

Unidad Nacional

Por Manuel Hernández Villeta

Para poder hacer frente a las dos grandes crisis que afectan a los dominicanos, la de salud y la económica, es vital que se dé un gobierno que busque la unidad nacional. El problema que origina el corona-virus no pertenece a un partido político o a un gobierno. Sus efectos lo vivimos en carne viva todos los dominicanos.

En medio de las grandes crisis es que los pueblos se unen. En estos momentos lo más importante en la agenda de cada dominicano es sobrevivir. Todos los otros planes, si la vida acaba, se quedan a medias, iniciados o sin terminación.

No creo en seminarios sobre unidad nacional, eso no da resultados. Lo que si funciona es comenzar en la acción, hasta donde cada cual pueda dar o llegar. No tienen que terminar las diferencias políticas, sociales y económicas. Solo que sus choques naturales se aplazan para otro momento.

Un gobierno nacional no es una plataforma para ir a buscar un empleo, para tratar de conseguir contratos de construcción o para escapar de problemas judiciales. Cuando la vida está de por medio, todo eso es secundario.

Le toca a Luis Abinader cuando asuma como presidente explicar las reglas de juego para lograr una gran unidad nacional en torno a su gobierno. Tiene que saber que los dos primeros puntos de la agenda tienen que ser salud y comida.

La pandemia ha acorralado a los dominicanos. La economía está paralítica y con las medidas de seguridad que se adelanten, de nuevo oscilará entre el cierre de establecimientos y más desempleo. Con una crisis económica sin solución, es difícil lograr el desarrollo nacional.

Sería ponerse anteojeras rechazar la unidad nacional. Nadie en solitario podrá hacer nada. Tiene que involucrarse en ese plan de acción a todos los dominicanos. A Luis Abinader le va a tocar comandar esta nave por aguas tormentosas e infestadas de tiburones.

Todos los sectores políticos y sociales de envergadura se van a tener que sacrificar. Todos tendrán que poner su columna a disposición del país. Ya ni siquiera se trata de colocar su granito de arena. Ahora se necesita la entrega total.

El último tramo del gobierno de Danilo Medina va a vivir una etapa sin precedente de crisis de salud y por consiguiente de terremoto social y económica. Con la llegada del nuevo gobierno esos problemas no van a desaparecer por arte de magia. Es una situación muy crítica que va para largo.

Tenemos confianza en la unidad de todos los dominicanos, para poder salir adelante. La pandemia nos ha doblado las rodillas, pero no pisamos suelo y tenemos la fuerza suficiente para con sacrificios poder detener y minimizar los alcances de este mal. Adelante la unidad para la acción. ¡Ay!, se me acabó la tinta.