EL MIRADOR

El bocón de Ramón

El presidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) Ramón Alburquerque, acudió la tarde de este lunes al Gobierno de la Tarde, de la Z 101, con una carga injuriosa y difamatoria contra el presidente Leonel Fernández. El hombre habló como un  provocador que perdió la memoria. Según su criterio, el presidente Leonel Fernández  nunca  ha hecho nada positivo para el país. En su descarga el presidente del PRD declinó responder  las preguntas de Sergia  Elena de Séliman, que lo escuchó impresionada  por el discurso del político. Según Ramón, Leonel Fernández  es el responsable  de todos los males del país y los que podrían llegar en el futuro. También atribuyó a Leonel la pobreza  extrema que sufren miles de dominicanos y dominicanas. Algunos oyentes piensan que a Ramón sólo le faltó atribuir a Leonel  los daños ocasionados por  los huracanes y tormentas como  Noel, Olga, Gustav, Hanna e Ike.  El presidente del PRD  habló de la manera en que lo hizo porque olvidó que Leonel fue de los dominicanos y dominicanas  impactados  por el escándalo que provocó  la falsificación en el Senado  de la Ley de Telecomunicaciones. El día del escándalo Senado era dominado por el PRD y presidido por  el Senador perredeista  de Monte Plata. El presidente del PRD habló con unos bríos que fue lamentable  no los empleara para amarrar al “Hombre del Malentín” que se paseaba y hacía diabluras en los predios del Congreso Nacional.

Dinamita

Ramón Alburquerque  no le reconoce un punto positivo al presidente Leonel Fernández. Lo último no sorprendió a nadie, pues Ramón es de los que sostiene la idea de que para acabar con el liderazgo de Leonel  hay que meterle fuego desde ahora y sin pausa para que su popularidad se agote antes de 2010. Sin embargo, el presidente del PRD  causó  una reacción contraria  con la cátedra de moral y ética política que pronunció en el mismo Gobierno de la Tarde de la Z 101. Algunos perredeístas decían anoche que  no sabían que Ramón Alburquerque es un monje blanco.

Con la inmediatez

En la comparecencia radial Ramón Alburquerque también expresó el criterio de que es un hombre que no se preocupa por los problemas del porvenir.  Para no responder las preguntas de Sergia Elena, sobre los movimientos de los seguidores de Hipólito Mejía,  que lo promueven como posible candidato presidencial, sostuvo que los problemas se tienen que afrontar a medida que surgen. No hay porqué pensar en lo que podría ocurrir en el futuro. Sin advertirlo, con ese criterio  el presidente del PRD, permitió conocer el motivo de su rechazo al presidente Leonel Fernández. Ocurre que un político que proclame no se preocupa por lo que podría ocurrir en el futuro, tiene que despreciar a un Presidente de la República como Leonel Fernández, sensible  y visionario que se empeña en solucionar los problemas presentes y toma decisiones para el disfrute de las presentes generaciones, a fin de que las futuras generaciones disfruten la República Dominicana mejorada.

Mentiras

Ramón Alburquerque,  el secretario Técnico de la Presidencia  del Gobierno del PRD, del presidente  Salvador Jorge Blanco (1982-1986), y el presidente del Senado del período del presidente Hipólito Mejía (2000-2004), sabe que las  últimas dos administraciones de Gobierno del PRD fueron insensibles e ineficientes, y los gobiernos  de Leonel todo lo contrario, porque el  Presidente, cuando se trata de dar asistencia a familias en situaciones difíciles, no lo detienen las lluvias ni el lodo. Sus hechos le dicen al país que es un hombre sensible y solidario. En Santiago, San Cristóbal, San José de Ocoa y el Bajo Yuna, aún las familias hablan de la sensibilidad del Presidente  Leonel Fernández. No tienen duda porque lo vieron desafiar las aguas y el lodo de las tormentas Noel y Olga. A esta hora el país disfruta las medidas preventivas que ha adoptado el Gobierno del presidente Leonel Fernández  para afrontar el impacto de los nuevos fenómenos naturales, incluidos  Gustav, Hanna e Ike. En los lugares donde se han producido daños, las brigadas encargadas de dar asistencia no han perdido tiempo. El Gobierno se ha preparado para no improvisar.

Eso no se olvida

En noviembre de 2003, la asistencia del Gobierno del PRD  fue poco significativa. Los damnificados tuvieron que llorar las pérdidas, solos, y retornar al peligro. El periódico El Caribe, con el título “A Casa y el Yaque amenaza”, publicó el 17 de noviembre de 2003, una información que destaca que “En Rafey, Bella Vista y Los Guandules expresan que no tienen otra opción, aunque corran peligro”. En esa circunstancia, aún no sentían la asistencia del Gobierno. El mismo día 17 de noviembre de 2003, el vespertino El Nacional, trajo el titular: “Gobierno entrega ayuda a damnificados Cibao”, cuya historia se inicia: “Santiago.- El Gobierno inició la entrega de ayuda y dispuso asistencia médica a los damnificados de las inundaciones en el Cibao, pero por el momento no tiene el propósito de reubicar a más de dos mil familias que perdieron sus viviendas”. El diario La información del 19 de noviembre de 2003, publicó una historia con el título: “Lluvias dejan 12 mil damnificados”, ese mismo día 19 de noviembre, el diario Hoy publicó una historia con los titulares: “Aguas superan las provocadas por huracanes David y Federico; Las lluvias dejan daños multimillonarios en Cibao”, la información indica que el secretario de Agricultura, Eligio Jáquez, dijo que “Aunque por el momento no es posible precisar montos, son multimillonarios los daños ocasionados por las lluvias”. La vicepresidenta Milagros Ortiz Bosch, Encargada del Poder Ejecutivo, porque el presidente Hipólito Mejía se encontraba fuera del país, dijo al encabezar la reunión del Gabinete Agropecuario que “ante la situación el Gobierno dispuso ayer la creación de un fondo de emergencia de RD$25 millones para auxiliar a miles de familias afectadas por las inundaciones provocadas por las lluvias”. Listín Diario, del 20 de noviembre de 2003, publicó otra historia con el título: “Hay 20 mil damnificados comunidades de la Línea”.

En Listín Diario

Listín Diario, también publicó el 23 de noviembre de 2003, otra historia con el título siguiente: “Las familias evacuadas piden ayuda al Gobierno”, cuya historia dice en su entrada: “Una situación tétrica, desoladora y deprimente viven las más de 400 familias que perdieron sus casas en Santiago, durante las inundaciones y los desbordamientos del río Yaque del Norte y de los arroyos de Gurabo y Nibaje, por los fuertes aguaceros que afectaron a esta región”.  En su participación en la Z 101, por lo que dijo y sugirió,  es evidente que Ramón Alburquerque hizo un esfuerzo por borrar las historias que registran los diarios como soporte  de la verdad.

Leonel

Al presidente del PRD, lo saca de caja la rapidez con que ha tomado decisiones el presidente Leonel Fernández, ante las catástrofes. Cuando se ven los diarios con las informaciones de los daños de 2003: miles de damnificados clamando ante un Gobierno insensible y lento, se tiene que concluir: Leonel es lo distinto a los  gobiernos del PRD.